Contagio en alta mar: Misterio en las profundidades

· Crítica de Érase una vez | Estreno 27 de noviembre de 2020.

· Sea fever es, dicen, una enfermedad, un ataque de locura que puede darse en gente del mar demasiado tiempo aislada, y puede llevar al suicidio.

Sin demasiado entusiasmo Siobhan sube a un barco pesquero para conseguir la información que le falta para terminar su tesis doctoral en biología marina. Se trata de una joven introvertida, cerebral y poco dada para tratar con personas. El barco tiene una tripulación de seis personas, cada una con una historia. La convivencia no será fácil. La faena debería ser exigente pero breve y sin complicaciones. Pero el barco se adentra en una zona prohibida y se encuentra inmovilizado por algo desconocido.

Sea fever (Contagio en alta mar) es, dicen, una enfermedad, un ataque de locura que puede darse en gente del mar demasiado tiempo aislada, y puede llevar al suicidio. A esa enfermedad, título original, se refieren en diversos momentos de la película para ocultar lo que de verdad está ocurriendo. Contagio en alta mar es una variante de El enigma de otro mundo. Un grupo aislado tiene que enfrentarse, con lo que tienen a mano, a algo que les supera y no entienden; y con una importante cuestión de liderazgo por medio. Tal es la curiosa elección de la directora y guionista irlandesa Neasa Hardiman para su primer largometraje en pantalla grande. Hardiman tiene experiencia teatral y una larga trayectoria en televisión: ha realizado documentales, un telefilme y diversas series de televisión.

Contagio en altamar, a pesar de las apariencias, no es una película de terror, al menos, no una al uso. Hardiman se centra en el personaje de Siobhan y desarrolla su relación con cada uno de los elementos de la tripulación con la frialdad y el detalle de un reportaje sobre la travesía del pesquero. Hay tensión, mucha, pero pocos «sustos». Deliberadamente evita la directora el recurso a los trucos del género, prefiriere tratar la gestión de una crisis, una que se complica y sorprende continuamente, y quien toma el mando. A ese respecto cabe decir que la protagonista Hermione Corfield interpreta admirablemente el personaje de Siobhan en torno a quien gira toda la acción.

Un drama sicológico interesante con fuerte protagonista femenino pero, probablemente, si se espera una película de terror, el público se vea decepcionado.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Ruairi O’Brien
  • Montaje: Barry Moen, Julian Ulrichs
  • Música: Christoffer Franzén
  • Duración: 95 min.
  • Público adecuado: +16 años (V)
  • Distribuidora: A Contracorriente
  • Irlanda (Sea Fever), 2019
  • Estreno: 27.11.2020
Reseña Panorama
s
Fernando Gil-Delgado
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.