Contracorriente: Brokeback Beach

Miguel, joven y apreciado pescador de Cabo Blanco (modesta aldea en la costa norte de Perú) y su feliz existencia. Miguel pertenece a una de las principales familias del pueblo, está felizmente casado y está esperando su primer hijo, es un líder nato. Miguel, en secreto, mantiene una relación homosexual con Santiago, pintor de la capital que lleva unos meses en el pueblo; Santiago no es apreciado porque no oculta su agnosticismo ni su orientación sexual, vive a contracorriente. Santiago quiere que Miguel demuestre su hombría reconociendo públicamente su condición.

El primer largometraje de Javier Fuentes-León, que también escribió el guión, comienza hablando de tolerancia, de hombría, de libertad, y termina siendo otro alegato -inteligente esta vez- a favor de la «salida del armario». Formalmente es una historia bien realizada, tanto por su tono de fábula fantástica, como por su bella y luminosa fotografía, y por el gran trabajo de los actores; le apoya además una banda sonora efectista. De hecho ganó el Premio del Público en el Festival de Sundance, sección Iberoamericana. Con todo, son los tópicos de siempre.

También cabe añadir que la película fue nominada a los Premios Goya del cine español del año 2010 a mejor película hispanoamericana y a los Premios Macondo (también en el mismo año) en el apartado de mejor actor de reparto para el intérprete Manolo Cardona.


Lo mejor: La fotografía.

Lo peor: Más de lo mismo.

Ficha Técnica

  • País: Alemania, Colombia, Francia, Perú, 2009
  • Fotografía: Mauricio Vidal
  • Música: Selma Mutal
  • Distribuidora: Karma Films
  • Duración: 102 min.
  • Público adecuado: Adultos (temática, algunas imágenes)
  • Estreno: 17.09.2010
Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año
Reseña
s
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.