Corazón de tinta: Magia desangelada

13 millones de ejemplares vendidos aseguraron a la alemana Cornelia Funke que su trilogía acabaría llegando al cine. La historia de un cuentacuentos (Brendan Fraser) que hace realidad las palabras que lee, es un argumento recurrente que da mucho juego a la hora de procurar una película que reúna fantasía, efectos especiales y aventuras predestinados a ser un taquillazo para todos los públicos. Pero la fórmula no es tan sencilla y la película pasó sin pena ni gloria por los cines de Estados Unidos (con menos de 8 millones en su primer fin de semana).

En mi opinión el problema es que la película carece de personajes: sólo hay grandes actores que saltan, corren, van de aquí para allá sin que me interese absolutamente nada si les convierten en rana, se ahogan en el lago más grande del mundo o son calcinados por un dragón de 9 cabezas (algo parecido a lo que le sucede al personaje más anónimo e insulso de la fantasía universal llamado Harry Potter). Sin embargo en la saga Rowling hay que reconocer que hay algo de magia, ritmo e ingenio en las aventuras que hace que entienda que millones de personas se lancen a ver las películas y leer los libros.

- Anuncio -

Por el contrario, Corazón de tinta, al menos en su versión cinematográfica, me parece aburrida y desconcertantemente cutre en el diseño de producción. Tampoco la música ayuda en absoluto a dar algo de personalidad a la historia y los actores, especialmente Fraser y Bettany, parecen bastante perdidos.

Todo esto pondría la película a un nivel parecido al de otras películas infantiles sosas pero eficaces en taquilla como las dos partes de Noche en el museo. Pero al tratarse de una película que intenta bucear en los viajes de la ficción y la realidad, la riqueza de la literatura infantil, la magia de la infancia… el delito es mayor. Hay que reconocer que hay cosas peores (como la última memez de Sandler), pero también hay que recordar que hay obras maestras tanto literarias (Peter Pan, Alicia en el País de las Maravillas, Niebla) como cinematográficas (La princesa prometida, Big Fish, Más extraño que la ficción, etc.) que explican cómo Corazón de tinta es un intento fallido de describir la magia de la palabra escrita.

Ficha Técnica

  • País: EE.UU., Reino Unido (Inkheart, 2008)
  • Roger Pratt
  • Martin Walsh
  • Javier Navarrete
  • TriPictures
  • 106 min.
  • Todos
Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año