· Luis López Carrasco, en Aliens, firma un magnífico documental y confirma que privilegia la mirada experimental mediante un personaje icónico que relata verdades e incertidumbres, como el mismo cine.

Aliens: Icono

En plena transición, la capital española acoge la deno­mi­nada «Movida Madrileña», en unos años efervescen­tes en los que quizá, y debido a esa ebullición social, se mitifica un tanto este impulso artístico. Desde luego que este colectivo no va ligado a esta etapa de sueños y utopías, en la que se convocan muchas esperanzas, pero re­sulta fallida e inconclusa. Sí es cierto que conecta con ese espíritu luminoso que pretende olvidar la caverna de un pasado reciente.

Luis López Carrasco, fundador junto a Natalia Marín y Javier Fernández del Colectivo Los Hijos, presenta ahora en solitario Aliens (2017), continuación de su pri­mer largometraje El futuro (2013), trabajos ambos en los que se ocupa de la historia más reciente de nuestro país.

La pieza cuenta la otra cara creativa, plagada de sombras y luces, de unos años de prolongado frenesí a través de los testimonios de Tesa Arranz, icono de la movida, tomados del libro La mala fama, de Germán Pose, y con los que López Carrasco desvela la capa más oscura de esa supuesta luminosidad, revirtiendo con las expresiones de Tesa la idealización de este movimiento: palabras de autocrítica y también de censura hacia los personajes que ella conoció.

El cineasta murciano experimenta con la imagen, bus­cando una narrativa que se escapa del estereotipo. En El futuro lo realiza con metrajes encontrados y en am­bos se cuestiona la historia reciente de España. Otro ele­mento que une estas dos propuestas es el musical: Los Zombies y Bernardo Bonezzi.

Sigue pues la línea de Los Hijos, planteando un docu­men­tal experimental centrado en la investigación y el vi­deoarte. Así lo hicieron en El sol en El sol del membrillo (2008), excelente aproximación al espíritu de El sol del membrillo (1992), de Víctor Erice, y también en Los ma­teriales (2009).

López Carrasco escarba en el paralelismo existente en­tre la producción pictórica sobre seres del espacio exterior, de Tesa Arranz, y las proyecciones que ella rea­liza sobre los que la rodean. El cineasta efectúa un ejer­cicio de desvelamiento en el que conforma un mo­sai­co audiovisual que es orfebrería pura. Aliens se inunda de rostros icónicos como los de Almodóvar, Ana Curra, Las Costus, Edu Benavente, Alaska, Antonio Vega y, des­de luego, Bernardo Bonezzi.

Tesa Arranz, mujer independiente y muy buena comunicadora, con una personalidad afectada por sus trastornos, nos muestra cómo afrontar los problemas que le acu­cian: «la muerte es un premio a todo este disparate, me gustaría morirme porque aún no lo he probado».

Luis López Carrasco firma un magnífico documental y confirma que privilegia la mirada experimental mediante un personaje icónico que relata verdades e incertidumbres, como el mismo cine.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Ion de Sosa
  • Montaje: L. López Carrasco, Sergio Jiménez
  • Sonido: Manolo Marín, Jorge Alarcón
  • Producción: L. López Carrasco
  • Duración: 23 min.
  • Público adecuado: +18 años
  • Distribuidora: Off Ecam
  • España, 2018
Reseña Panorama
s
Juan Antonio Moreno
Periodista y escritor. Autor de tres libros sobre el cortometraje español desde sus inicios a la actualidad