Cortometraje Flora: Veneno

· El cortometraje Flora cuenta con una muy cuidada producción de Jon Fer­nández, donde destaca también la dirección artísti­ca de Jaime Boyero y, de manera especial, la música de Vi­cente Miras.

Durante la primera mitad del siglo XIX, en la época vic­toriana, es muy habitual utilizar para la decoración de los hogares un papel pintado que contiene un tinte verde con una composición importante de arsénico. Es­te elemento químico letal segará la vida de miles de per­sonas, entre ellas, la de numerosas damas de la alta so­ciedad victoriana.

- Anuncio -

Sobre la vida en su gran mansión de una de ellas cons­truye su relato Javier Kühn en Flora (2019), que con­firma la línea estilística que define su cuidada filmografía. Impecablemente rodada y con mucha sensibilidad artística, se apropia de este paisaje británico donde fue rodada, para fijar una historia impresionista, que to­ma este hecho histórico como sustento narrativo.

El responsable de piezas tan interesantes como Stomach (2015) o Nevada (2017) conforma un poema visual que se ampara en la prodigiosa fotografía de Michal Babinec, colaborador habitual, cuyo magisterio capta esa at­mósfera tan pictórica (maestros ingleses) que imprime la campiña británica y que se imbrica en una estética des­lumbrante.

Flora cuenta con una muy cuidada producción de Jon Fer­nández, donde destaca también la dirección artísti­ca de Jaime Boyero y, de manera especial, la música de Vi­cente Miras, otro de los habituales acompañantes del ci­ne de Javier. Mención especial merecen Gilliam Ap­ter -excelente- y Alexia Giordano, esa «reina reclusa» en su mansión, que mediante abundantes misivas a su ma­rido inventa historias que ocultan su verdadera situación (realidad/ficción). Un personaje que Kühn conecta sim­bólicamente con Emily Dickinson, referencia poética in­glesa que también vivía recluida en su casa.

En suma, Javier Kühn firma de manera brillante el tra­yecto existencial que separa la vida de la muerte, en una época en la que un elemento químico igualó al ser hu­mano en un destino común: el óbito.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Michal Babinec
  • Montaje: Jesús Mancebón
  • Música: Vicente Miras
  • Sonido: Sergio López-Eraña
  • Dirección artística: Jaime Boyero
  • Producción: Jon Fernández
  • Duración: 13 min.
  • Público adecuado: +16 años
  • Productora: EVER Films
  • España, 2019