· El tema es duro, con pocas concesiones. Siempre serás mi hijo, como los libros, pone el dedo en una yaga y no lo hace a la ligera.

Padre no hay más que uno

Siempre serás mi hijo cuenta una historia real, narrada por David Sheff, periodista, protagonista de esta película, en dos libros: la prueba que supuso para toda la familia la adicción de Nicolas, el hijo mayor, a las drogas. Solo cuando Nick ha cumplido los 18 años y está a punto de ir a la universidad se descubre su problema y comienza una larga y penosa historia de curas y recaídas por parte del chico, de entrega y frustración por parte de la familia.

Felix Van Groeningen (Alabama Monroe) firma con Beautiful Boy su primera película norteamericana; una película que tiene fuerza pero no la solidez de aquella, principalmente porque el guion, interesante, no está bien cerrado. Van Groeningen deconstruye su relato a base de fragmentos –flash back– que tienen una relación afectiva, la cafetería donde se van a reunir padre e hijo es la misma en la que le compró una coca cola cuando tenía cinco años, aquella en la que le pedirá ayuda más adelante, aquella en la que… el primero es sugerente, el segundo un recordatorio, el último simplemente redundante. La película ya tiene una estructura circular, la de las recaídas del chico y los esfuerzos del padre por sacarlo del abismo, y al final el espectador sufre de saturación y los flash back pierden eficacia.

El tema es duro, con pocas concesiones. Siempre serás mi hijo, como los libros, pone el dedo en una yaga y no lo hace a la ligera. La denuncia es cruda y no solo la dificultad de desengancharse y el daño que provocan las drogas, sino toda una sociedad que protege de sus padres a los mayores de 18 años, aunque luego los reclama como último recurso. Recuerda también que el amor de los padres es incondicional.

El reparto es magnífico, pero cabe destacar el tándem Steve CarellTimothée Chalamet, plenamente convincentes en los papeles de padre e hijo; y un padre entregado pero desbordado por la situación; y un hijo avergonzado, que querría salir de su personal infierno, pero que no puede, y lo lamenta, y… vale por cualquier discurso anti-droga.

Ficha Técnica

  • Dirección: Felix Van Groeningen
  • Guion: Luke Davies
  • Fotografía: Ruben Impens
  • Montaje: Nico Leunen
  • Música: Bob Bowen
  • Intérpretes: Steve Carell, Timothée Chalamet, Maura Tierney, Christian Convery, Oakley Bull, Kaitlyn Dever, Amy Ryan, Stefanie Scott, Julian Works
  • Duración: 111 min.
  • Público adecuado: +16 años
  • Distribuidora: Diamond
  • EE.UU. (Beautiful Boy), 2018
  • Estreno: 15.3.2019
Reseña Panorama
s
Fernando Gil-Delgado
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.