· La fotografía de Contemplación busca reflejar el deterioro visual del protagonista a base de planos cortos, tonos sombríos, fondos desenfocados; al tiempo que la banda sonora, límpida, cobra importancia.

A ciegas

John Hulls, escritor y teólogo británico, tras un largo deterioro de su visión, acabó completamente ciego en 1983. Una vez atravesado un periodo de desconcierto comenzó a grabar en casette un diario que le sirviera para entender, para encontrar un sentido a su vida. Ese diario; pensamientos, reflexiones, dudas… fue finalmente publicado y causó una fuerte impresión en Gran Bretaña. Pete Middleton y James Spinney han escrito y realizado una película que contiene lo esencial de ese diario.

No es una tarea fácil, se trata de un casi-documental en el que unos actores encarnan -sería mejor decir ilustran- el relato en casa de Hull o en su despacho en la universidad, o con su familia, mientras oímos los textos escogidos -nunca alterados- de las grabaciones del diario.

La fotografía de Contemplación busca reflejar el deterioro visual del protagonista a base de planos cortos, tonos sombríos, fondos desenfocados; al tiempo que la banda sonora, límpida, cobra importancia. La voz, pausada y monótona, desgrana perlas y refleja la poderosa personalidad de Hull que, emulando al poeta Milton, termina afirmando que la ceguera le fue concedida como un don, y lo que importa es lo que hace con él.

Hay que descubrirse ante esta realización por su valentía, fuerza y significado, pero también hay que reconocer que no es una obra fácil y puede resultar tediosa para el gran público.