La vuelta al mundo en 80 días

CRÍTICA La vuelta al mundo en 80 días

El clásico de Julio Verne ha recibido una serie de «ajustes» que, sin mejorar la calidad de la historia, lo convierten en un producto muy entretenido para el gran público, en especial para los más jóvenes. Phileas Fogg es un excéntrico inventor que recuerda a aquel Dick Van Dyke protagonista de Chiti chiti bang bang -toda esta aventura recuerda mucho a aquella-, y su criado francés Passepartout es nada menos que Jackie Chan. Pero no adelantemos acontecimientos. La historia es conocida: en el club de exploradores Lord Kelvin desafía a Fogg a dar la vuelta al mundo en 80 días o a renunciar, para siempre, a su laboratorio e invenciones. El desafío es aceptado y allá van: en barco, en globo, a caballo, en tren… en avión. En París conocen a la bella Monique, que decide unirse al grupo y no hay modo de hacerla desistir. A lo largo del viaje el malvado Lord Kelvin intentará hacer fracasar la empresa, lo que permitirá a Jackie Chan lucir sus habilidades marciales y su talento cómico y arrebatar el protagonismo a Phileas Fogg.

La historia de Verne tiene la estructura ideal para convertir la película en una serie de gags adaptados a cada localización; cuando no hay más que decir en un lugar, la acción se traslada al siguiente. Y a cada momento hay divertidos cameos, reales o imaginarios: Fogg se encuentra en el desierto con los hermanos Wright, con Arnold Schwarzenegger convertido en un príncipe turco, con la estatua de la libertad todavía embalada…

En definitiva, una comedia de acción y aventuras sin pretensiones, realmente entretenida.


La vuelta al mundo en 80 días (Around the world in 80 days)

País: EE.UU. Dirección: Frank Coraci Guión: David N. Titcher Música: Trevor Jones Fotografía: Phil Meheux Montaje: Tom Lewis Intérpretes: Jackie Chan, Steve Coogan, Jim Broadbent, Karen Mok, Kathy Bates, Arnold Schwarzenegger Distribuidora: Filmax

Reseña Panorama
s
Fernando Gil-Delgado
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.