Days of glory: La Francia más fea

La nueva película de Rachid Bou­cha­reb propone una revisión histórica en busca de la verdad y el reconocimiento de los olvidados, de los de segunda clase. A través de una nueva mirada al pasado, Days of glory se adentra en el campo de batalla de la Segunda Guerra Mundial de la mano de cuatro argelinos musulmanes, que se presentan voluntarios para luchar por Francia y bajo su amparo.

Francia, convertida en país y patria de ingentes unidades militares de soldados africanos, que empiezan entonando la Marse­lle­sa para des­pués entregar sus vidas al hermoso país de la Libertad, Igualdad y Frater­nidad. El desconocimiento, la ingenuidad, la necesidad de salir de la miseria y las promesas compensatorias se mez­clan en una amalgama de deseos encontrados, que guían a los protagonistas por las diferentes trincheras, convertidas en reflejos de supervivencia, hasta llegar a lo real de su existencia. La idealización del país europeo supone, más allá del reconocimiento de su heroicidad, la posibilidad de ser vistos y escuchados. De esta manera, el director emprende una dura crítica a la situación abusiva vivida en las guerras, a lo absurdo e irracional de los conflictos bélicos y a los nacionalismos geopolíticos que marcan las líneas de fuego.

A pesar de la fuerza e importancia del te­ma -la película abrió un interesante debate en Fran­cia al influir en la decisión de subir la pensión de los africanos veteranos de la guerra-, Days of glory falla en el ritmo, en la forma de contar la historia y en la inclusión de secuencias demasiado explicativas y otras de duración extrema. El respeto por la situación vivida por los hombres del Ma­greb y su deseo de que salgan indemnes en la película, ya que en la realidad no fue posible, hace que las historias de cada uno de ellos se vean afectadas por una narración condescendiente, plana y aburrida. La buena interpretación de sus actores y la injusticia de la historia que éstos representan sustentan levemente un cierto interés a lo largo del metraje, apoyado por una fotografía y una planificación distintas a las de las películas bélicas habituales, pero sin ser ello suficiente para lograr atrapar a los espectadores.

Aún así, Days of glory ha representado a Argelia en los Oscar, y antes triunfó en Cannes (Mejor Ac­tor -colectivo- y Premio a los Valores Humanos).

Ficha Técnica

  • País: Francia, Marruecos, Argelia, Bélgica (Indigènes, 2006)
  • Fotografía: Patrick Blossier
  • Montaje: Yannick Kergoat
  • Música: Armand Amar
  • Duración: 120 m. Jóvenes
  • Distribuidora: Notro Films
  • Estreno: 30.III.2007
Reseña
s
Laura García Pousa
Laura Pousa es guionista y doctora en Historia del Cine por la Universidad Autónoma de Madrid