De Gaulle: De París a Londres

· Crítica de De Gaulle | Estreno 20 de noviembre de 2020.

· La película, rodada sin ningún tipo de alardes, de manera muy convencional, cuenta los hechos con un mínimo de profundidad psicológica y práctica­men­te sin contexto, aprovechando quizás la fama de persona calculadora que siem­pre tuvo De Gaulle.

Charles André Joseph Marie de Gaulle (1890-1970) es un personaje muy im­portante en la historia de Francia del si­glo XX. Su figura, su personalidad, las de­cisiones que tomó como militar primero y como político después, siguen sien­do objeto de mucha atención. La Fran­cia de 2020 es como es, en gran me­dida por el gaullismo.

- Anuncio -

La película llega en el 50 aniversario de la muerte de un personaje que tomó una opción que marcaría el resto de su vi­da en los meses de mayo y junio de 1940. Se retiró como coronel, aunque fue promovido a general de brigada pa­ra mandar una división acorazada. Co­mo ya hicieran anteriores películas so­bre Churchill (El instante más oscuro, Joe Wright, 2017) y sobre el rey noruego Haakon VII (La decisión del rey, Erik Poppe, 2016), el relato de Le Bomin se centra en ese «momento de la ver­dad».

De Gaulle creció como oficial a la som­bra del que fue su mentor, el mariscal Pétain. Le escribió los discursos en­tre 1925 y 1927. En 1940, se ve en una encrucijada cuando pelea para es­tar presente en el Consejo Superior de la Defensa Nacional, que asesora al Gobierno del primer ministro Reynaud. Los alemanes han destrozado el ejército francés y el Estado Mayor ve claro que hay que rendirse y encomendarse al Mariscal Pétain. Reynaud dimite. Pétain es primer ministro. De Gaulle se va a Londres y desde allí llama a la rebelión contra los nazis.

La película, rodada sin ningún tipo de alardes, de manera muy convencional, cuenta los hechos con un mínimo de profundidad psicológica y práctica­men­te sin contexto, aprovechando quizás la fama de persona calculadora que siem­pre tuvo De Gaulle. Desde sus 1’95 m. de estatura, De Gaulle sabe lo que es una guerra con Alemania. En la I GM fue herido dos veces y pasó dos años y me­dio en un campo de concentración, des­de Verdún hasta el armisticio.

Una película para franceses

Estamos ante un relato pensado para el espectador francés, que conoce bien a De Gaulle (es muy buena la interpretación de Lambert Wilson). El guion so­lo apunta el enorme afecto del militar por su esposa y por su hija menor, Anne, con síndrome de Down. También bos­queja la profunda religiosidad católica del personaje y la conciencia muy te­naz de estar llamado a un destino, a un liderazgo cuasi aristocrático de la Fran­cia altiva, algo en lo que influyen sus grandes conocimientos de historia (no en vano, fue profesor de Historia en la Academia Militar y escritor-confe­ren­ciante de temas de estrategia de gue­rra mecanizada).

Quizás cabría esperar algo más pode­ro­so de un director que ha centrado su ca­rrera en historias de las dos guerras mun­diales. Por otra parte, los diez años en los que De Gaulle fue presidente (1959-1969) tienen mucho material in­te­resantísimo. Habrá que esperar películas o series que se ocupen de la historia sobre De Gaulle en la I GM y al frente de la V República (la independencia de Ar­gel y el enfrentamiento con el OAS sí han sido tratados por el cine).

Porque la importancia de la resisten­cia francesa en la II GM y el papel de De Gaulle -junto a Churchill- en la recon­quis­ta de Francia en 1944 está multiplicado por 25 en la leyenda áurea del país vecino. Aunque les duela reconocerlo, en su desmedido orgullo, siguen sien­do Francia gracias a Estados Unidos. No hay que olvidar que De Gaulle sa­có a Francia de la OTAN…

Una película aceptable (se estrenó el 4 de marzo, poco antes del confinamiento por la pandemia de la COVID-19 e hizo 6 millones de euros) que invita a leer sobre un personaje y sobre una épo­ca que encierran muchos asuntos apa­sionantes. Me encantaría una película titulada Pétain y De Gaulle.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Jean-Marie Dreujou
  • Montaje: Bertrand Collard
  • Música: Romain Trouillet
  • Duración: 108 min.
  • Público adecuado: +16 años
  • Distribuidora: A Contracorriente
  • Francia, 2020
  • Estreno: 20.11.2020