Dead Man Down (La venganza del hombre muerto): Primary bangs

Muchos tiros y poca historia en una película del director danés de Millenium

Niels Arden Oplev ha contado con un plantel de actores envidiable, pero no suficiente para aguantar el peso de un guión hueco con exceso de persecución y vacío de emoción. El argumento se centra en un hombre perseguido. Una mujer le ayuda, se enamoran y huyen del malo, que conduce deprisa pero no tanto como el bueno. ¿Suena apetecible, verdad?

Pues hay poco más en esta película. Te da igual lo qué pasa con esa gente que sale en pantalla haciendo tanto ruido. Y dura dos horas. Hay escenas de acción bien rodadas pero, el cine de acción necesita algo más para, al menos, entretener.

Sinopsis: Victor (Colin Farrell) es la mano derecha de Alphonse, un mafioso neoyorquino que corre el peligro de ser asesinado por un individuo que está matando a todos los miembros de su banda. Victor conoce a Beatrice (Noomi Rapace), una misteriosa mujer que vive enfrente de él y por la que empieza a sentirse atraído. Pronto descubre que la mujer ha sido víctima de un crimen y busca venganza. Pero también ella averigua que Víctor quiere vengar la muerte de su mujer y de su hija. Son dos seres heridos y obsesionados que llevarán a cabo juntos un oscuro y violento plan de venganza.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Paul Cameron
  • Montaje: Timothy A. Good y Fréderic Thoraval
  • Música: Jacob Groth
  •  Duración: 118 minutos
  • Distribuidora: eOne
  • Publico adecuado: + 16 años (XV)
  • Estreno en España: 24.5.2013

EE.UU., 2013