Delirious: Delirante Buscemi

Un paparazzi perdedor, cargado de encanto y frases chispeantes, llamado Les Galantine…, ¿no les parece un papel hecho a la medida de Steve Buscemi?

El gran Buscemi de Fargo, Barton Fink, Muer­te entre las flores, Reservoir dogs -suma y sigue- es ahora también el alma de Delirious, con un papel escrito para él por su amigo Tom DiCillo (Carolina del Norte, 1954), con quien ya había trabajado, una vez más en estado de gracia, en Vivir rodando.

Delirious no deja de ser una comedia intrascendente que, sin embargo, ha resultado ser, al me­nos para el jurado, el mejor guión y la mejor dirección del pasado Festival de San Sebastián.

Las bazas: rodar y escribir reciclando todo ti­po de claves. Pasar del videoclip al plano fijo, de la cámara lenta a las imágenes quemadas, e introducir un amplio número de canciones. El resultado no es la película del año, pero sí un filme fresco y divertido, pensado para pasar un buen rato sin demasiadas profundidades.

Es cierto que el director pretende con esta pe­lícula una crítica al mundo de la fama, bien sea televisiva o musical, pero Delirious es más un recorrido por una galería de perdedores que una crítica convencional. Desde el frustrado Les al as­pirante a actor de series de televisión Toby (Mi­chael Pitt) o la exitosa cantante K’Harma Leeds (Alison Lohman), la visión de DiCillo no abandona la simpatía por su galería de personajes, encantados o deseosos de pertenecer a ese mun­do superficial.

El realizador de Doble contratiempo demuestra aquí que tiene sentido del ritmo en el relato y que sabe escribir guiones irónicos pero elegantes, con réplicas cargadas de humor. Ambas cosas permiten que los buenos actores llenen la pan­talla. Si a pesar de lo expuesto los premios del principal festival español les parecen excesivos, siempre queda la posibilidad de apelar a la genialidad de un actor neoyorquino a punto de cum­plir los 50 que responde al nombre de Steve Buscemi.

Ficha Técnica

  • País: EE.UU., 2006
  • Fotografía: Frank G. DeMarco
  • Montaje: Paul Zucker
  • Música: Anton Sanko
  • Duración: 107 m. Jóvenes
  • Distribuidora: Golem
  • Estreno: 18.V.2007
Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete
Reseña
s
Crítico de cine