Desafío total: Ruido y carreras

Extensa viene siendo la relación entre el cine y el escritor Philip K. Dick. Su relato de 1966 Podemos recordarlo todo por usted fue adaptado en 1990 por Paul Verhoeven en una película titulada Total Recall (Desafío total).

Este remake es estrictamente eso, una versión de la película. Y es una lástima porque podría haber sido un relectura del cuento de Dick sobre un mundo cercano al nuestro, devastado por una guerra, en el que solo quedan un imperio en Europa y una Colonia en Australia. El Imperio explota a la Colonia. Un tren atraviesa la tierra para que los colonos trabajen en la urbe.

- Anuncio -

Wiseman (director de la saga Underworld, protagonizada y producida por su esposa Kate Beckinsale) no está muy sabio que digamos y se limita a subir la música chunda-chunda, ganarse un dineral en efectos digitales y decorados y alargar las persecuciones con guiños ambientales constantes a Blade Runner, El Quinto Elemento y Yo, robot. La labor de los guionistas, que venían de hacer Imparable y Salt, consiste en darle más cancha al personaje de Beckinsale, que en 1990 interpretó Sharon Stone.

Con unos buenos tapones, los aficionados al género pasarán un buen rato, con una historia que parece muy compleja pero -en el cine- es más simple que una mata de habas. Atención a las permanentes de Kate y Bill Nighy.

Lo mejor: La puesta en escena.

Lo peor: La música atronadora.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Paul Cameron
  • Montaje: Christian Wagner
  • Música: Harry Gregson-Williams
  • Duración: 131 min.
  • Público adecuado: +16 años (VS-)
  • Distribuidora: Sony
  • EE.UU. (Total Recall), 2012
  • Estreno: 14.9.2012
Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año
Reseña
s
Alberto Fijo
Profesor universitario de Narrativa Audiovisual, Historia del Cine y Apreciar la belleza. Escritor