Descubriendo a Forrester

Un joven negro (Rob Brown) de un barrio pobre esconde, avergonzado, una fabulosa capacidad para la escritura pero su habilidad en el baloncesto le resulta mucho más útil para mantener un prestigio

Descubriendo a Forrester: La poesía urbana de América

Descubriendo a Forrester | La gran ciudad ha sustituido a las grandes praderas como escenario de la épica nacional estadounidense. Los indios y vaqueros se han vestido de policías y asesinos en un entorno tan hostil o más que el lejano Oeste. En este contexto, un notable grupo de cineastas ha matizado esta tendencia para reconvertir el espacio urbano en sede de unos héroes mucho más sutiles, los que exploran la inhóspita ciudad no en busca de belicosos camellos, sino del también pendenciero por escurridizo sentido de sus vidas. De este hermoso árbol, cuyo máximo exponente contemporáneo, para entendernos, podría ser Smoke, surge ahora otro consistente fruto, Descubriendo a Forrester.

El argumento es sugerente: un joven negro (Rob Brown) de un barrio pobre esconde, avergonzado, una fabulosa capacidad para la escritura. Su habilidad en el baloncesto le resulta mucho más útil para mantener un prestigio y labrarse una posible huida de las escalas más bajas de la sociedad. Sin embargo, el azar cruza su camino con el de un viejo escritor cascarrabias (Sean Connery) que lleva décadas sin publicar, encerrado en su piso a salvo de una realidad que le espanta.

- Anuncio -

De la solidaridad que surge entre ambos nacen descubrimientos vitales, despertares paralelos a una vida peligrosa pero también tan seductora como la fotografía y los toques líricos de Gus Van Sant. El resultado es sugerente, consigue despertar esa rara emoción de los paisajes interiores, aunque algunos detalles impiden hablar de una película redonda. Volviendo a la odiosa comparación con Smoke, si allí Harvey Keitel marcaba la pauta de una magnífica interpretación coral, aquí Sean Connery, aunque su trabajo sea tan soberbio como siempre, está quizás sobreexplotado (¿había que amortizar un caché multimillonario?), y la asombrosa exactitud de la trama de Smoke se pierde aquí por algún que otro truco poco convincente. No obstante, el conjunto merece muy mucho la pena: no son habituales las películas que, sin pretenderse sesudos experimentos cinematográficos, tengan la emocionante tersura del verso.


Descubriendo a Forrester

País: EE.UU, 2000

Dirección: Gus Van Sant Guión: Mike Rich Fotografía: Harris Savides Vestuario: Ann Roth Intérpretes: Sean Connery, Rob Brown, F. Murray Abraham, Anna Paquin, Busta Rhymes, Michael Nouri