Después de medianoche (Dopo mezzanotte)

La amable ingenuidad, el surrealismo puntual y la atmósfera de cuento son elementos que Ferrario ha puesto en juego para contar su historia

Después de medianoche (Dopo mezzanotte)
Después de medianoche (Dopo mezzanotte)

Después de medianoche (Dopo mezzanotte): Sincera y desigual

El director italiano Davide Ferrario nos propone en esta cinta un viaje a través de su propia memoria cinematográfica. El colosalismo histórico de Pastrone, la mágica inocencia de Méliès o la desastrosa vida amorosa de Buster Keaton (auténtico protagonista encubierto del filme), son algunas de las piezas elegidas por el director para evocar aquel cine que se veía con la boca abierta.

Dopo mezzanotte es, por otra parte, una historia de amor entre Amanda (Francesca Inaudi) y Martino (Giorgio Pasotti): la primera trabaja como empleada de un establecimiento de comida rápida, y se pregunta con amargura si acaso eso es todo lo que cabe esperar de la vida; el segundo es vigilante nocturno en el Museo del Cine de Turín, y deberá aprender que conquistar el corazón de una chica es algo más que caer al suelo y levantarse al instante con un ramo de rosas bajo el brazo.

La película cuenta con una dirección ingeniosa y unos decorados interesantes, que recuerdan hasta cierto punto al barroquismo naif de películas como Amélie. La amable ingenuidad, el surrealismo puntual y la atmósfera de cuento son elementos que Ferrario ha puesto en juego para contar su historia. Una opción narrativa y estética que fascinará a muchos y dejará indiferentes a otros tantos.

No obstante, el insistente uso de algunos recursos bien podría hacerle un flaco favor a la película, en particular la omnipresente voz en off, que si bien contribuye a crear cierta complicidad inicial con el espectador, termina por ahogar el flujo natural de la narración. Una película que pretende ser una reflexión sobre el arte de contar historias debería haber tenido en cuenta que, en el cine, las historias no se cuentan, sino que se muestran; son las imágenes las que han de servir al espectador para sentir como propia esa ensoñación ajena llamada cine. El filme -que desprende honestidad por los cuatro costados- encuentra en este punto un serio impedimento para contagiar las mismas emociones que lo inspiraron.


Después de medianoche (Dopo mezzanotte) (Dopo mezzanotte, 2005)

País: Italia Dirección y Guión: Davide Ferrario Fotografía: Dante Cecchin Montaje: Claudio Cormio Música: Banda Ionica, Daniele Sepe, Fabio Barovero Intérpretes: Giorgio Pasotti, Francesca Inaudi, Fabio Troiano, Francesca Picozza, Pietro Eandi, Andrea Romero Distribuidora: Sherlock