Inicio Críticas películas Disparando a perros

Disparando a perros

Durísimo drama basado en un hecho real acontecido en Ruanda durante el conflicto entre tutsis y hutus

Disparando a perros (2005)

Disparando a perros: Cine social-testimonial

Ruanda, 1994. En plena amenaza de genocidio, la Escuela Técnica Oficial, dirigida por un sacerdote católico y bajo el amparo de la ONU, se convierte en el único lugar seguro para tutsis y hutus moderados. Cuan­do las fuerzas internacionales deciden retirarse se produce una espantosa masacre.

Michael Caton-Jones (Instinto básico 2, Con­denado, Vida de este chico) dirige este durísimo drama basado en un hecho real. En mayo de 1994 David Belton, productor de la película y coautor del relato original, viajó a Ruanda para cubrir para la BBC el conflicto bélico. Durante varios días Belton y su equipo estuvieron protegidos por Vjevoc Curic, un sacerdote bosnio que en una ocasión les salvó literalmente la vida. An­te el recrudecimiento de la situación Bel­ton dejó el país a los pocos meses. Años después se enteró que Curic había sido asesinado en una emboscada en Kigali, la capital ruandesa. En su relato Belton utiliza el asalto a la Escuela Técni­ca Oficial -donde murieron 2.500 personas pocas horas después de que la ONU se retirara- como ejemplo de lo que mu­chos, incluido él, hicieron: abandonar el país demasiado pronto.

Me paro en explicaciones porque me parecen necesarias para poder entender los pros y contras de una película que es un ejemplo de ci­ne social-testimonial, quizás no del todo logrado -la diferencia con Hotel Rwanda es abismal, pero estamos hablando de otra cosa- pero sí abordado des­­de una perspectiva seria y alejada de todo tipo de concesiones comerciales, ni a la violencia gratuita -a pesar de su dureza- ni al sentimentalismo ram­plón.

Al filme le pesa un espantoso doblaje y una es­tética y estructura muy televisivas propias, tanto del relato original, escrito por dos reporteros de televisión, como del guión, adaptado por Da­vid Wolstencroft, que escribe aquí su primer largo para cine después de una amplia producción para televisión. Este guión episódico se compensa con el dramatismo de la historia, una interesante reflexión sobre la necesidad de intervenir en algunos conflictos y un dibujo certero de los personajes, especialmente el complejo y atractivo retrato del sacerdote, interpretado por John Hurt.

Disparando a perros se rodó en las mismas localizaciones de los hechos con cierta polémica, ya que en el rodaje participaron -como extras y ayudantes de producción- algunos de los supervivientes de la masacre, que además aparecen en los títulos de crédito finales.

Ficha Técnica

  • País: Reino Unido/Alemania (Shooting Dogs, 2005)
  • Fotografía: Ivan Strasburg
  • Montaje: Christian Lonk
  • Música: Dario Marianelli
  • Duración: 115 m.
  • Público adecuado: Jóvenes
  • Distribuidora: Lauren
  • Estreno en España: 12.04.2007
Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete
Salir de la versión móvil