Dos años después: Realidad-cine-realidad

En 2000, la francesa de origen belga Agnès Varda obtuvo un éxito inesperado con su documental Los espigadores y la espigadora, en el que planteó una cer­tera apología del reciclaje y el aprovechamiento de los desperdicios, al paso que criticaba duramente el despilfarro en las sociedades opulentas. Ahora, la casi octogenaria cineasta completa esas reflexiones en Dos años después, breve documental elaborado a partir de los premios, las cartas y los regalos que re­cibió la propia Varda con motivo de su anterior película.

Narrativamente, poco aporta este filme a su predecesor, pues repite su misma estructura impresionista, articulada a partir de encuentros hilvanados sin demasiado orden. Co­mo pasaba en Los espigadores y la espigadora, no todos los encuentros tienen igual interés, y algunos aportan muy poco al discurso de Varda. Quizá los más interesantes son los reencuentros de la directora con algunos de los protagonistas de su anterior filme, que completan sus aportaciones e incluso las matizan críticamente.

Por lo demás, con su inquieta cámara de mini DV, Agnès Varda nos presenta a nuevos recolectores llenos de humanidad, completa el autorretrato de su propia vejez y sigue la pista de las patatas con forma de corazón. Además, la directora francesa desarrolla de paso una sugerente reflexión sobre el cine como reflejo de la realidad y como detonante de cambios sociales. Todo ello envuelto por una ecléctica banda sonora, con ritmos de todo género, incluido esta vez un curioso rap de los espigadores.

Ficha Técnica

  • Producción y Montaje: Agnès Varda
  • Fotografía: Stèphane Kraus, Agnès Varda
  • Música: J. Bruzdowicz, I. Olivier, G. Delerue, R. Klugman, F. Wertheimer
  • Intervenciones: Macha Makeieff, Agnès Varda
  • Distribuidora: Sherlock
  • Estreno en España: 12.04.2004

Francia, 2002

Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete
Reseña
s
Presidente del Círculo de Escritores Cinematográficos. Profesor Historia del Cine Animación