Dragged Across Concrete: Malograda por idas de olla

· Crítica de Dragged Across Concrete | Disponible en Rakuten y Filmin Premier.

· El director se empeña en tontear con el gore, cuando tenía una película con excelentes ingredientes.

Estrenada en 2018, esta película del aparatoso y violento Zahler (Brawl in Cell Block 99 y Bone Tomahawk) se toma mucho tiempo -algo habitual en este director- para contar una historia delictiva desde tres perspectivas.

Zahler cuenta con unos actores excelentes y una planificación inteligente y eficaz. La película tiene un ritmo muy bueno y lo que se cuenta tiene enjundia como historia de un golpe planificado a la manera de directores como Sidney Lumet, Michael Mann y Quentin Tarantino.

La jungla urbana de una ciudad marítima ficticia en la que se mueven dos policías, un tipo recién salido de la cárcel, una empleada de una empresa de seguridad y unos atracadores brutalmente violentos está presentada con un realismo muy conseguido. La escritura de diálogo llama la atención por su solidez. Los conflictos de los personajes son extremos pero verosímiles.

El asunto es que a Zahler, como es costumbre en él, se le va la cabeza. Lo sacas de Sitges y no sobrevive. Me explico. Su crudeza gore, que incluye aporrear bestialmente al espectador desde el primer segundo tras créditos, es tan ridícula, tan enfermiza, tan insoportable que malogra los indudables méritos de una película notable. Porque le mandas a paseo para que le dé el aire y se tranquilice.

Gibson y Vaughn brillan en unos personajes nada fáciles. No sé yo si Zahler querrá salir del agujero donde chapotea sin ninguna necesidad. Talento no le falta. Veremos.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Benji Bakshi
  • Montaje: Greg D’Auria
  • Música: Jeff Herriott, S. Craig Zahler
  • Duración: 158 min.
  • Público adecuado: +18 años (V+X)
  • Distribuidora: Filmin Premier
  • EE.UU., 2018
  • Estreno: 29.5.2020
Reseña Panorama
s
Alberto Fijo
Profesor universitario de Narrativa Audiovisual, Historia del Cine y Apreciar la belleza. Escritor