Dredd: Simple y funcional

Dredd: La película es muy simple, pero el director y su equipo logran que funcione.

En 1995, Sylvester Stallone protagonizó una pobre y ridícula versión de este violento y agrio comic británico de final de los años 70 dibujado por el español Carlos Ezquerra. El juez Dreddes un pluriempleado (policía, juez y verdugo) en un mundo devastado por una guerra nuclear donde los supervivientes se concentran en enormes ciudades amuralladas, con criminales al por mayor.

- Anuncio -

La película es muy simple, pero el director y su equipo logran que funcione, con un relato eficaz, que da para lo queda, poco, la verdad. Alex Garland, que ha escrito varios guiones para Danny Boyle (La playa, 28 días después, Sunshine) es el autor de la adaptación. Cosas de la vida, la fotografía es nada menos que del mismísimo Anthony Dod Mantle. Y claro, está muy bien.

Los salpicones de violencia gráfica están de más en una película tipo “Nacío pa matá contra la marabunta de los malandrines acompañado de chica rubía que parece manca, pero no”.

Urban no se quita el casco en toda la película y mantiene un rictus sostenido de “pos yo me voy a ir marchando”. Se supone que eso es un merito. Pues vale.

Sinopsis: Estamos en el futuro y Norteamérica es un páramo asolado por la radiación con una única y gran megalópolis que se extiende a lo largo de su costa este: Mega City 1. Esta inmensa y violenta urbe cuenta con una población de más de 400 millones de personas, cada uno de los cuales es un infractor en potencia. Los únicos que intentan imponer el orden entre semejante caos urbano son los jueces, a la vez agentes de la ley, jueces, jurados y verdugos. Y la perfecta personificación de estos jueces es Dredd (Karl urban), una leyenda viva de justicia blindada dedicado por entero a hacer cumplir la ley. En una misión aparentemente rutinaria junto a Cassandra Anderson (Olivia Thirlby), una juez novata dotada de grandes habilidades psíquicas, se disponen a investigar de homicidio en un peligroso mega-rascacielos de la ciudad, un suburbio vertical de 200 pisos de altura controlado por el clan de la despiadada Ma-Ma (Lena Headey). Pero al intentar arrestar a uno de los principales secuaces de Ma-Ma, ella decide cerrar a cal y canto todo el edificio y ordena a su clan atrapen a los jueces. Dredd y Cassandra se verán obligados a sobrevivir a la par que intentan impartir justicia.

Simple, eficaz.

Eficaz, simple.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Anthony Dod Mantle
  • Montaje: Mark Eckersley
  • Música: Paul Leonard-Morgan
  • País: EE.UU., India, Reino Unido
  • Año: 2012
  • Distribución: Aurum
  • Público adecuado: Mayores 18 años (X)
Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año