Driven: Stallone piloto

Driven | Las películas de coches asoman con los calores veraniegos. Un Sylvester Stallone en horas bajas se enfunda en un mono deportivo para sudar la gota gorda: produce, escribe e interpreta Driven, una historia al estilo Rocky.

Stallone (hubo una época que veía una vez al año Acorralado con unos amigos, y acabábamos cayéndonos de risa al hacer eco a aquellos diálogos memorables -coronel sáqueme de aquí, no me siento las piernas…-) da vida a un veterano y temerario piloto de Fórmula 1, retirado tras sufrir un accidente, que es requerido de nuevo por su escudería para ayudar a un joven y angustiado corredor, que lucha por aguantar la presión mediática y arrebatar así el título mundial al campeón vigente. En ésas, la encarnizada lucha entre ambos se amplía al ámbito sentimental.

Ciertamente, el arquetípico guion no reinventa el cine, pero la película se deja ver. El director de Deep blue sea rueda espectaculares secuencias de carreras, algo estropeadas por unos excesivos e inoportunos efectos digitales.

Drive: Sinopsis

Drama de acción ambientado en el mundo de las carreras de coches. El impetuoso principiante Jimmy Bly pierde posiciones en el ránking al no poder soportar la presión a la que lo somete su ambicioso hermano y promotor. Pero hay otro asunto que le impide concentrarse: quiere conquistar a Sophia, la novia de su rival. Así las cosas, el dueño de la escudería pide ayuda a Joe Tanto, una estrella del automovilismo cuya espléndida carrera se vio truncada por un trágico accidente. Para conseguir que Bly llegue a la cima, Joe tendrá que resolver antes unos cuántos problemas personales.

Ficha Técnica

  • Argumento: basado en una historia de Jan Skrentny y Neal Tabachnick
  • Fotografía: Mauro Fiore
  • Montaje: Steve Gilson, Stuart Levy
  • Música: Brian Transeau
  • País: EE.UU.
  • Distribuidora: Manga Films
Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete