El asunto Ben Barka: Desaparecido

Ahmed Boukhari, ex miembro del servicio secreto de Marruecos, reveló en 2001 detalles de la muerte de Ben Barka. Incluso afirmó que su cadáver fue disuelto con ácido. En 2002, políticos interesados promovieron una propaganda encaminada a actualizar la desaparición, en su 38º aniversario, del líder de izquierdas -contrario a Hassan II de Marruecos- Mehdi Ben Bar­ka. Su desaparición tuvo lugar en París el 29 de octubre de 1965.

En el 2005 se lleva a cabo es­ta película, que es un relato -tal vez fiel- de esa desaparición. El director Serge Le Pé­ron es un hombre muy activo en el mundo y comercio del cine, y de muchas facetas, que ha dirigido un par de películas más. Saïd Smihi, co-director, se estrena en esta tarea: muy probablemente haya tenido importancia su asesoramiento his­tórico y de costumbres.

La película tiene interés, no sólo la historia real. La historia real la tiene porque, ade­más de los políticos antes nombrados, quedan de algún modo involucrados el director de cine Georges Franju y la escritora Marguerite Duras (Josiane Balasko la encarna con una perfección mimética). Ben Barka estaba interesado en patrocinar una película sobre el gran asunto que le laceraba: la colonización despótica y dictatorial.

La película está rodada con corrección, ate­niéndose prudentemente a los cánones de un thriller de estilo internacional. La fotogra­fía y el color son buenos, y las interpretaciones también. Ben Barka aparece en la figura del actor Simon Abkarian, un tipo físico sólido, con caracteres de líder, de aspecto honrado, que inspira confianza… El protagonista es en realidad Georges Figon, un estafador de pretendidos altos vuelos que traiciona y propicia el asunto Ben Barka: un alto vuelo, pero truncado. Lo encarna Charles Berling, de quien es ya conocida su competente profesionalidad y su capacidad como actor de muy variados registros.

Ficha Técnica

  • País: Francia (J’ai vu tuer Ben Barka, 2005)
  • Fotografía: Christophe Pollock
  • Montaje: Janico Jones
  • Música: Pierre-Alexandre Mati, Joan Albert Amargòs
  • Distribuidora: Baditri