El caballero don Quijote: Cervantina vuelta de tuerca

El caballero Don Quijote | Don Quijote cabalga de nuevo. Quijote y Sancho se han hecho famosos, tanto que se ha escrito un libro sobre ellos que todo el mundo conoce. Todos menos ellos… Con este punto de partida, Gutiérrez Aragón (Santander, 1942) que ya dirigió una célebre y digna miniserie sobre el particular en 1991, con el fallecido Cela reescribiendo diálogos, intenta una arriesgada revisión de la historia, ciertamente mal aprovechada.

A pesar de una excelente dirección artística que deslumbró en el pasado Festival de Venecia, de un soberbio Sancho Panza encarnado por Carlos Iglesias y del buen nivel del reparto, la última película del director de La mitad del cielo es extraordinariamente tediosa. La fuerza del relato original queda difuminada en una película dispersa en la que brillan la secuencia inicial y la del encuentro con Dulcinea, el vestuario diseñado por Gerardo Vera, la música de José Nieto y las hermosas localizaciones castellano-manchegas y andaluzas que permiten el lucimiento fotográfico de Alcaine.

Puede que El caballero Don Quijote no sea un prodigio de ritmo, pero visita con voluntad renovadora un clásico, y en ese punto hay que concederle cierta originalidad. Salta a la vista, una experiencia común sobre formatos, materia obligada en la formación de los profesionales de la Comunicación Audiovisual: una serie de TV puede ser magnífica y funcionar bien en TV. El cine es otra cosa. Y viceversa.

Ficha Técnica

  • Fotografía: José Luis Alcaine
  • Montaje: José Salcedo
  • Música: José Nieto
  • País: España
  • Año: 2002
Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete
Reseña
s
Doctora en Historia del Cine, Animación Japonesa y Cines de Asia Oriental