El Cairo 678

Diab trae a Occidente una visión diferente de un país que no está tan lejos como parece

El Cairo 678

El Cairo 678: Una bofetada de realidad

Cine social con un esquema de vidas cruza­das y un denominador común: el acoso sexual. 678 es el número del autobús donde comien­za la cruda historia real de tres mujeres egip­cias, de vidas muy distintas pero que com­parten expe­riencias desagradables. Unas mu­jeres que se uni­rán para cambiar el rumbo de su país.

Diab escribe y dirige una cinta que viene pre­­cedida por los galardones de mejor actor (El Ked­wany) y mejor actriz (Bushra) en el Fes­­ti­val Internacional de Cine de Dubai 2010. El joven rea­li­zador, que estudió en la New York Film Aca­de­my, ha sentido siempre la nece­sidad de denun­ciar en sus trabajos todo aque­llo sobre lo que no se habla. Esta vez con­sigue trascen­der un poco más allá de sus fron­teras y traer un peda­cito de realidad inser­tada en celu­loide, siguiendo la estela de Mujeres de El Cairo.

La factura técnica de El Cairo 678 es nota­ble, con un gran uso de los primeros pla­nos y unos encuadres siempre correctos. Otro de los puntales es la labor de montaje de Salah. Teniendo en cuenta que la estructura de las secuen­cias y el guión cambiaron varias ve­ces, inclu­so durante la posproducción, la flui­dez que des­prende la edición es sorprenden­te. Parte de ese éxito hay que adjudicarlo al trabajo interpre­tativo de un elenco de actores bien dirigidos. Tres actrices llevan de la ma­no a unos secun­darios muy a la altura de sus protagonistas, que dejan secuencias para el recuerdo.

Cuando se encuentra una película así, el cho­que cultural es inevitable, pero en ella subya­cen otros problemas no tan ajenos al mundo occi­dental como las diferencias entre clases sociales. El entorno familiar, así co­mo la situación económica, hacen que las perso­nas se formen de maneras diferentes, pero son las seme­jan­zas las que llevan hacia el bien co­mún.

Un largometraje para la reflexión que descu­bre abismos entre culturas que parecen unidas en un falso camino de la globalización. Una de esas cosas que cambian a las personas por dentro, aunque sea sólo un poco.

Ficha Técnica

  • País: Egipto (678, 2010)
  • Fotografía: Ahmed Gabr
  • Montaje: Amro Salah
  • Música: Hany Adel
  • Duración: 100 m. +18 años (temática, violencia)
  • Distribuidora: Golem
  • Estreno: 9.9.2011
Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete
Salir de la versión móvil