El camino más corto: Cada loco con su tema

Hannes Weber (Joachim Król) es un repartidor de cerveza de Dortmund con una exótica afición: estudiar para ser experto en horarios de trenes e ir al primer concurso internacional de horarios de trenes en Inari (Finlandia). Este concurso consiste en descifrar cuál es el camino más corto en tren a través de dos ciudades. Opera prima del alemán Lichtefeld, se podría definir como una rail-road movie. Relata las etapas que sigue Hannes durante su viaje, que tiene el doble interés del concurso y la peripecia personal del repartidor.

La cinta otorga gran importancia al diálogo y a las descripciones visuales, algunas de extraordinaria belleza. El ritmo pausado intenta reflejar en hora y media la distancia que separa Alemania de Finlandia. Como en muchos cuentos hay una inesperada historia de amor, y también un villano, el comisario Franck, que persigue a Hannes, sospechoso de asesinato.

- Anuncio -

El director ha confesado que la película es, en cierto modo, un homenaje al director finlandés Aki Kaurismäki. Se hacen varios guiños utilizando el humor tierno y negro del autor de El hombre sin pasado, e incluso hacen un cameo Kati Outinen y Kärl Väänänen, los protagonistas de la magnífica Nubes pasajeras (1996). En definitiva, un cine hondo y lleno de humanidad que gustará a los que están cansados de historias estandarizadas.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Frank Griebe
  • Montaje: Bernd Euscher
  • Música: Christian Steyer
  • País: Alemania-Finlandia
  • Año: 1998
  • Distribuidora: Civite Films
Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete