El campeón de Auschwitz: Vencedores y vencidos

· Crítica de El campeón de Auschwitz | Estreno 22 de junio de 2021 en Movistar+.
· Barczewski hace un retrato comedido del protagonista, no es un héroe o un loco, tiene los pies bien asentados en la tierra.

«La esperanza es muy peligrosa, puede volver a un hombre loco«, decía Morgan Freeman en Cadena perpetua. Seguramente Tadeusz «Teddy» Pietrzykowski, el protagonista, no estaría muy de acuerdo a pesar de su aterradora estancia en esa sucursal del infierno que fue Auschwitz. Un lugar donde aún hoy día la visita a sus pabellones estremece, y del cual sus jefes afirmaban que la única forma de salir era por la chimenea del crematorio.

Basada en hechos reales, la historia de este boxeador polaco ha sido llevada a la pantalla por el director Maciej Barczewski, quien considera a Pietrzykowski un símbolo del triunfo sobre el terror nazi. Su labor tras la cámara resulta ejemplar a la hora de sacar provecho de un ajustado presupuesto. Es una ópera prima que no parece tal. Ni la planificación ni las interpretaciones son de principiante. Al director no le tiembla el pulso al rodar las escenas más impactantes; y lo hace en un solo plano, sin cortes, con una sequedad que apabulla. Capturando en pocos fotogramas el dolor infinito de situaciones de un horror palpitante. Apuntalando con realismo y buen ritmo narrativo los pliegues de una historia cargada tanto de sordidez como de humanidad.

Barczewski hace un retrato comedido del protagonista, no es un héroe o un loco, tiene los pies bien asentados en la tierra. El actor Piotr Glowacki (Marie Curie) crea sin grandes alardes, casi de manera minimalista, un personaje callado que sufre hacia adentro y del que casi no sabemos nada, salvo que fue un boxeador de cierto prestigio. El guion no maltrata la historia dedicándole demasiado tiempo a lo que suelen hacer las películas deportivas, en especial las de boxeo, y es el mostrar en una catarata de escenas el entrenamiento del protagonista, cosa que aquí se resuelve con cierta ligereza. Prefiere dedicar su metraje a mostrar la relación de Pietrzykowski con otros presos, en especial con el joven Janek, con el que tiene una relación padre-hijo.

Los combates de boxeo son realistas, pero sin exagerar. No se alargan innecesariamente sino que sirven al conjunto. Tampoco el guion se detiene en la gran historia del conflicto mundial, o en estudiar con minuciosidad el día a día de los judíos en el campo de concentración. Lo que le interesa es cómo el protagonista pasa de sobrevivir a vivir. Describiendo el viaje vital del que Viktor Frankl  habló al escribir: «quien tiene un por qué para vivir acabará por encontrar el cómo«. El protagonista lucha no por la gloria deportiva, sino por coger las riendas de su existencia, abriendo con ello una brecha en el rostro del terror por donde entra el aire fresco de la esperanza.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Witold Plóciennik
  • Diseño de producción: Ewa Skoczkowska
  • Duración: 91 min.
  • Público adecuado: +16 años (V)
  • Distribuidora: Movistar+
  • Polonia (Mistrz), 2020
  • Estreno: 22.6.2021
Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete
Reseña
s
Escritor de relatos de terror y misterio, y guionista de cine y televisión. Admirador de Ford, Kurosawa, Spielberg y Hitchcock, no necesariamente en este orden