El clan de hierro: Familia y lucha libre

· Crítica de El clan de hierro | Estreno 15 de marzo de 2024.
· La interpretación es excelente, el bloque familiar es compacto sin que las individualidades distorsionen la imagen.

El guion de Sean Durkin sigue de cerca la historia real de los hermanos Von Erich, luchadores a comienzos de la década de los 80, para contarnos una fábula americana. El jefe del clan, Fritz Von Erich, fue un deportista ambicioso que no consiguió los triunfos que creía merecer. Desde entonces luchó para que sus hijos consiguieran para él los premios que se le escaparon. El resultado fue una serie de desgracias familiares.

- Anuncio -

El protagonista absoluto de esta película es el hijo mayor de Fritz, Kevin, gran luchador al tiempo que buena persona y hombre preocupado por la felicidad de sus hermanos. Sean Durkin desarrolla su historia centrándose en el cariño de los hermanos, su deseo de triunfar y agradar a su padre, sin olvidar los proyectos personales de cada uno. Durkin consigue con facilidad perfilar a los cuatro hermanos, muy diferentes todos ellos. De hecho algunos no desean subir al ring y sólo lo hacen presionados por su padre. El ritmo es pausado, lo que sienta bien a esta historia que no cae en la facilidad de ofrecer un vistoso conjunto de peleas -aunque los breves momentos que muestra sean impactantes-, poco a poco vemos cómo la obsesión paterna por el triunfo degenera en algo peor, y cómo ello afecta a los hermanos. La heroica aventura de los Von Erich se convierte en una tragedia con tintes moralizantes: el precio a pagar por cumplir tus sueños, cueste lo que cueste.

La interpretación es excelente, el bloque familiar es compacto sin que las individualidades distorsionen la imagen. Kevin, excelente Zac Efron, con la musculatura de The Hulk que, por momentos, resulta eclipsado por su hermano Kerry, brillantísimo Jeremy Allen White, carácter complejo. David, Harris Dickinson, es el contrapeso familiar, hombre equilibrado que, desgraciadamente, desapareció pronto. Mike, el más joven -no querría luchar, su mundo es el de la música-, es interpretado por Stanley Simons. Finalmente, el padre resulta creíble gracias al genial Holt McCallany, afable, ambicioso, duro, paranoico… todo ello convertido en una persona de carne y hueso.

La ambientación de los años ochenta y la fotografía de Mátyás Erdély son perfectas. La garra de hierro refleja, con el telón de fondo de la lucha libre -ahora más popular que entonces-, una mentalidad que no ha cambiado mucho: ganar a cualquier precio, conseguir llegar a ser el número uno cueste lo que cueste, aunque ello te convierta -y a los tuyos- en un desgraciado. Los momentos duros de la película no están en el ring, sino en las desventuras familiares, que no impiden disfrutar, sin risas, de un buen espectáculo.

⇒ Quizá te interese la crítica de Foxcatcher

Ficha Técnica

  • FotografíaMátyás Erdély
  • Montaje: Matthew Hannam
  • Música: Richard Reed Parry
  • Duración: 130 min.
  • Público adecuado: +16 años (VS-)
  • Distribuidora: Youplanet
  • EE.UU., Reino Unido (The Iron Claw), 2023
  • Estreno: 15.3.2024
Suscríbete a la revista FilaSiete
Reseña
s
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.