El contable: Ajuste de cuentas

· El contable | La cosa hubiera dado para una miniserie de cinco o seis capítulos, tipo The Night Manager.

Gavin O’Connor, director neoyorquino de 52 años que en este mismo 2016 ha estrenado un buen western titulado La venganza de Jane, logra una película vigorosa y amena con guion de Bill Dubuque (El Juez, que me gustó muy poco). Trata la compleja historia profesional y personal de un contable de traumático pasado que tiene misteriosas conexiones con organizaciones delictivas.

Se le puede reprochar una sobreabundancia de elementos melodramáticos, algunos tiros de más, una excesiva estrategia puzle en la administración de la información y excesivo afán por cuadrar todo. Pero, hay que reconocerle como thriller de diseño, su ambición por contar una historia dinámica y con un cierto grado de complejidad, que te mantiene dos horas interesado, con apuntes cómicos ingeniosos, conflictos bien hilados y unos personajes interesantes y con carisma. Con buen ritmo y cuidada realización, el reparto cumple con creces. Fue número 1º en la taquilla USA.

La cosa hubiera dado para una miniserie de cinco o seis capítulos, tipo The Night Manager. Al compendiar cosas que se deberían haber pintado y no dibujado, se le puede reprochar a El contable cierto carácter comiquero, pero está por encima de cualquier película similar reciente.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Seamus McGarvey
  • Montaje: Richard Pearson
  • Música: Mark Isham
  • Duración: 128 min.
  • Público adecuado: +16 años (V)
  • Distribuidora: Warner
  • EE.UU. (The Accountant), 2016
  • Estreno: 21.10.2016
Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año
Reseña
s
Alberto Fijo
Profesor universitario de Narrativa Audiovisual, Historia del Cine y Apreciar la belleza. Escritor