El Espíritu del ’45: El Nodo de Loach

El Espíritu del ’45: Ken Loach vuelve a su cine más político, con buenos y malos, en un discurso sobre los logros del Laborismo 

Desde sus primeras producciones televisivas para la BBC -por ejemplo el docudrama Cathy Come Home, en 1966)- Loach se ha caracterizado por sus realizaciones siempre marcadas por una potente crítica social que, en bastantes ocasiones, usa las estrategias del cine de propaganda. Con su cine busca interpelar las conciencias, presentando situaciones límites de gente desfavorecida (Ladybird, LadybirdFelices DieciseisLa cuadrilla…). De marcado compromiso con la izquierda, Loach nunca ha escondido su aversión a las políticas conservadoras, especialmente las de Margaret Thacher, que ataca siempre que tiene ocasión. Ultimamente, cerca de cumplir los 80, había firmado dos simpáticas comedias: Buscando a Eric (2009) y La Parte de los Ángeles (2012), que aun teniendo su sello personal de cine social, eran más optimistas y esperanzadoras que el resto de su obra.

- Anuncio -

Con este último trabajo vuelve a su cine político, comprometido al servicio del Partido Laborista. El documental, presentado fuera de competición en la pasada Berlinale, es un ejercicio de loas continuas a los éxitos conseguidos por la izquierda (la singular izquierda británica) en el Reino Unido en los años posteriores a la Segunda Guerra Mundial.

Usando imágenes de archivos regionales y nacionales y mediante entrevistas actuales -verdaderamente impactantes- de gente que vivió unos momentos de extrema indigencia, se repasa la historia de las nacionalizaciones de todo: las minas, el gas, la electricidad,…y también medidas ciertamente relevantes como el plan de viviendas, entre otras. Durante una hora y cuarto hay una sesión de adoctrinamiento sobre los beneficios del Estado del Bienestar conseguidos por la izquierda. Para luego mostrar, en solo 15 minutos, los desastres de la política siguiente, centrados fundamentalmente en las actuaciones de la Dama de Hierro, que desmanteló en un plis plas lo conseguido, privatizándolo todo.

La película está bien dirigida, no en vano Loach es un realizador veterano, con mucho cine a sus espaldas y un equipo compenetrado,que conoce al dedillo el estilo de su director, empezando por el guionista Paul Laverty, y siguiendo por George Fenton, el compositor, que inserta poca música, pero muy adecuada al realismo naturalista, que aquí se plasma en diversas canciones de la época que describe. La película sería mejor si dejara de lado el maniqueísmo, que tiene una buena expresión en esos dos minutos finales en color.

 

Ficha Técnica

  •  Montaje: Jonathan Morris
  • Música: George Fenton
  • Duración: 94 min.
  • Distribuidora: Vértigo
  • Público: Todos
  • Estreno en España: 13/9/2013

Reino Unido, The Spirit of ’45 (2013)

Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete