El fin es mi principio: La muerte y la Toscana

El principal problema de esta cinta germana, que se estrena con bastante retraso en Es­paña, es que uno la tache de la lista de posi­bles antes de leer dos líneas del argumento. Cine alemán de autoayuda en pleno verano. Una reflexión sobre la muerte. Una conver­sación entre un padre y un hijo. Y el padre además viste una túnica blanca. Cual­quie­ra de estos elementos es capaz de disuadir al más pintado.

El fin es mi principio tiene algo de eso -de ci­ne de autoayuda, de reflexión filosófica, de sermón, si se quiere-, pero algo más. La suma es una película conmovedora, una cinta bellísima, de esas que dejan huella.

La historia es la de Tiziano Terzani, un caris­mático periodista italiano y escritor que du­rante muchos años trabajó como correspon­sal en China. En 2006 se publicó El fin es mi principio, su testamento póstumo, escri­to a modo de conversación con su hijo Fol­co.

Terzani no era un iluminado, sino una perso­na culta y observadora que vivió el auge de las ideologías y fue capaz de ir evolucionando en su pensamiento cuando contrastaba és­te con la incontestable realidad. Es interesan­te su férreo rechazo de los materialismos y su defensa de la espiritualidad y trascenden­cia del hombre. Una trascendencia que, al abor­dar el tema de la muerte, se apoya en ele­mentos de culturas y religiones muy diferen­tes (Terzani recibió una fuerte influencia del budismo), roza el new age pero está también muy cercana a la idea católica (esto que­da patente al presentar la devoción a la Vir­gen María del hijo de Terzani, y la referen­cia a las oraciones y la iglesia en el testamen­to del periodista).

El envoltorio es muy sencillo. El guión lleva a la pantalla el largo diálogo entre el padre y el hijo, sin apenas recursos de montaje, con alguna bella vista de la Toscana. Esta es­casez de recursos cinematográficos no se hu­biera sostenido sin un actor tan grande co­mo Bruno Ganz (El hundimiento).

Ficha Técnica

  • Fotografía: Judith Kaufmann
  • Montaje: Claus Wehlisch
  • Música: Ludovico Einaudi
  • País: Alemania, Italia
  • Año: 2010
  • Duración: 98 m. +16 años
  • Distribuidora: Karma
  • Estreno: 15.7.2011

Das ende ist mein anfang

Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete