El fotógrafo de Minamata: Cambiar el mundo que se retrata

· Crítica de El fotógrafo de Minamata | Estreno 30 de abril de 2021.
· La poderosa historia que Levitas cuenta en Minamata, que así reza el título original, está escrita a cuatro manos, incluyendo las suyas.

Andrew Levitas dirige su segunda película tras Lullaby (2014), que no se ha estrenado en España ni está disponible en plataformas. Es un neoyorquino polifacético de 43 años: pintor, escultor, fotógrafo, productor de cine, escritor y filántropo.

La poderosa historia que Levitas cuenta en Minamata, que así reza el título original, está escrita a cuatro manos, incluyendo las suyas. Se da la circunstancia de que Levitas escribe el guion de su segundo largo y los otros tres debutan. Yo podría decirles que no se nota, pero sí. Mucho. Porque hay que tener bastante oficio para hacer compatible el relato de los habitantes de un pequeño pueblo costero japonés donde una empresa química arroja al mar residuos tóxicos durante décadas y, a la vez, la peripecia vital de un célebre fotógrafo que hace un reportaje para la revista Life sobre el asunto.

La historia de W. Eugene Smith y de su trabajo en Minamata durante tres años (1971-1974) es bien conocida y se puede leer en internet. Johnny Depp interpreta al célebre fotógrafo y no hay nada que reprocharle, salvo los defectos graves que tiene el guion al ir cambiando el punto de vista y descapitalizar la película al obviar de manera asombrosa un hecho de enorme trascendencia: Aileen, intérprete de Smith y personaje clave en la película, era en ese momento la esposa de Smith y su cometido fue mucho más allá de ser una intérprete.

La película emplea las fotos de Smith con criterio y logra momentos muy conseguidos, pero aunque lo que se cuenta es interesantísimo y conmovedor, el relato -el cómo se cuenta- no fluye, se estanca, se vuelve reiterativo y recurrente. Quizás por eso la acogida en la Berlinale de febrero 2020 donde se presentó no fue especialmente cálida, a pesar de contar con una excelente fotografía del gran Benoît Delhomme (Van Gogh a las puertas de la eternidad, El hombre más buscado, El olor de la papaya verde) y de la música del prestigioso Ryûichi Sakamoto (El renacido, Nagasaki, recuerdos de mi hijo, El último emperador). Es de justicia reconocer que la voluntad de Smith de colocarse ontológicamente en el centro de sus fotografías condiciona mucho su trabajo y dificulta la realización de la película, que debería ser quizás muchísimo más compleja teniendo en cuenta que dura casi dos horas.

«La fotografía es una pequeña voz, en el mejor de los casos, pero a veces, solo a veces, una fotografía o un grupo de ellas puede atraer nuestros sentidos a la conciencia. Mucho depende del espectador; en algunos, las fotografías pueden generar suficiente emoción como para ser un catalizador del pensamiento«, escribió Smith en 1974, después de publicar en 1972 el reportaje en Time y un año antes de la aparición del libro Minamata, que firmó con su mujer. Fue su último ensayo fotográfico, antes de morir a los 59 años.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Benoît Delhomme
  • Montaje: Nathan Nugent
  • Música: Ryûichi Sakamoto
  • Duración: 115 min.
  • Público adecuado: +12 años
  • Distribuidora: A Contracorriente
  • Reino Unido (Minamata), 2020
  • Estreno: 30.4.2021
Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año