El guía del desfiladero: Sin camino concreto

500 años antes de la llegada de Colón a América, un niño vikingo es el único superviviente de un naufragio en el nuevo continente. El chico de 10 años es adoptado por los indios wampanoag, quienes le crían para que se convierta en cazador y guerrero. Con el paso de los años Ghost, nombre que recibe el naúfrago, tendrá que guiar a su nuevo pueblo ante la invasión vikinga.

He de reconocer que no tenía grandes esperanzas en esta película dirigida por Marcus Nispel (Frankfurt, Alemania, 1964). Ni el hasta ahora discreto director del “remake” de La matanza de Texas (2004), ni el protagonista de la película, Karl Urban (hasta ahora actor muy secundario en Las crónicas de Riddick, en 2004, o la trilogía de El Señor de los Anillos, 2001-2003) daban lugar a buenas expectativas.

- Anuncio -

Con todo, la historia y el presupuesto no estaban mal, así que procuré despejarme de prejuicios e intenté disfrutar de una película que aspiraba, al menos, a ser “entretenida”.

Los primeros minutos no están mal, bien acompañados por la azulada fotografía de Daniel Pearl, la música intrigante de Jonatan Elías, y sobre todo el magnífico vestuario de Renée April. Pero conforme El guía del desfiladero va avanzando, el guión de Laeta Kalogridis (Alejandro Magno, 2004) va mostrando muchas carencias narrativas: caídas de ritmo, descripción vacía y anodina de los personajes, diálogos muy poco creíbles en indios y vikingos del siglo XI……

Karl Urban, por su parte, no sabe qué hacer con su personaje y así la historia acaba aburriendo y distanciándose del espectador con tanto susto va, susto viene, cabeza cortada por aquí, cabeza cortada por allá.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Daniel Pearl
  • Montaje: Jay Friedkin, Glen Scantlebury
  • Música: Jonathan Elias
  • Duración: 99 min.
  • Público adecuado: +16 años (VS-)
  • Distribuidora: Fox
  • EE.UU. (Pathfinder), 2007
  • Estreno: 20.7.2007
Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete