El juez: Irritación uniformemente acelerada

El juez | Hay películas que con el transcurrir de sus minutos no es que no te gusten, es que te irritan de una manera uniformemente acelerada.

Ésta, protagonizada por unos insoportables Robert Duvall y Robert Downey Jr, es una de ellas. Si se pretendiese, con esa historia, escribir un guión más malo y dirigirlo peor, cuesta imaginar algo que superé lo que perpetran Dobkin y compañía. Y el guión lo firma… Nick Schenk, el escritor de Gran Torino. Menudo arranque de Team Downey, la productora del actor protagonista. Una película de 50 millones de dólares que logra que todo el reparto pueda hacer el ridículo con calma (141 minutazos).

Trapacera, facilona, sin gracia, sensiblera, manipuladora, empalagosa, con aire de culebrón pensado para una miniserie. Casi dos horas y media de esperpento narcisista, con unos problemas de raccord que harían sonrojar al último del pelotón de cola de la Hammer en un viernes a las 8 de la noche. Y la foto es nada menos que de Kaminski… El equipo que ha reunido Downey para relanzar su carrera con un cine que llegue un poco más lejos que los superhéroes es verdaderamente de aupa.

Iba a decir que no entiendo nada, pero lo entiendo todo.

Especialmente cuando leo entrevistas a Robert Duvall: el hombre enciende el ventilador y se dedica a hablar de los peces de colores, a meterse con Ford, a dar titulares verbeneros… Normal.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Janusz Kaminski
  • Montaje: Mark Livolsi
  • Música: Thomas Newman
  • Duración: 141 min.
  • Público adecuado: +16 años
  • Distribuidora: Warner
  • Estreno en España: 24 Octubre 2014

The Judge. USA, 2014

Reseña Panorama
s
Alberto Fijo
Profesor universitario de Narrativa Audiovisual, Historia del Cine y Apreciar la belleza. Escritor