El libro de la vida: México colorido y luminoso

Un autobús escolar, con lo peor del colegio, llega al museo y aterroriza al encargado de la visita; pero una preciosa azafata toma el control y conduce a los niños a un lugar especial, la sala donde se encuentra El libro de la vida, el libro que contiene todas las historias del mundo.

El prólogo está animado de forma convencional, la historia que cuenta la azafata no: la leyenda la protagonizan marionetas de madera en unos originales decorados que la narradora y el director utilizan a su antojo con un maravilloso sentido estético. La historia vuela, galopa, seduce al compás de una excelente banda sonora y a golpe de color. En algún momento, se embrolla, pero la nave llega a puerto.

A un nivel evidente, pero disfrazado, El libro de la vida es una lección de cultura mejicana a un puñado de jóvenes descerebrados, y es evidente que Jorge Gutiérrez, artista mejicano (de Tijuana) desde hace unos años instalado en Hollywood, ha sacado el orgullo nacional y dirige con pasión esta aventura, que contiene lo más representativo del folclore mexicano; mariachis, tacos, sombreros, plazas de toros y la fiesta de los muertos. Dicho esto, Gutiérrez ha tomado buena nota de La novia cadáver, de Tim Burton.

Se ha hablado mucho de la implicación de Guillermo del Toro en esta película. Es cierto que es el productor de la cinta, pero el mundo oscuro y barroco que contiene, su humor negro, y sus personajes delirantes estaban ya en las anteriores realizaciones de Gutiérrez (las series de dibujos animados de El tigre, Las aventuras de Manny Rivera, o en el cortometraje Carmelo, su primera película como director), en las que muestra el mundo mejicano a los estadounidenses. Se puede decir que Del Toro encontró un alma gemela en Hollywood y financió un guión que aprobó nada más verlo, sin tener que añadir o sugerir nada.

Los personajes son arquetípicos, como corresponde a una fábula; la música es extraordinaria, versiones latinas -cantadas en inglés-, de clásicos estadounidenses, o versiones anglicanizadas de clásicos mejicanos; los decorados son un poema; el color -mejor, los colores- un carrusel (que ni siquiera las gafas, en la versión 3D, consigue oscurecer).

Una bella fábula llena de color, una audaz fantasía con un diseño original, lejos de la corrección formal de los grandes estudios de animación, en los que, dado el éxito que ha conseguido, influirá.

Ficha Técnica

  • Montaje: Ahren Shaw
  • Música: Gustavo Santaolalla
  • Duración: 95 min.
  • Distribuidora: Fox
  • Público adecuado: +12 años (V)

The Book of Life. USA, 2014. Estreno en España: 27/02/2015

Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete
Reseña
s
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.