El lobo: Buena idea mal contada

Eduardo Noriega se mete en la piel de Mikel Lejarza, alías Lobo, un pequeño contratista vasco que logró infiltrarse en la cúpula de ETA entre 1973 y 1975. Gracias a su colaboración con los servicios secretos españoles cayeron 150 terroristas, en el mayor golpe que ha sufrido la banda terrorista en toda su historia. Desde entonces Lejarza vive en la clandestinidad y los comandos repartidos por España aún guardan una bala de reserva para matar al Lobo.

El director vasco-francés Miguel Courtois se atreve con un hecho real, delicado y polémico, en su primera producción española. La idea partió del antes periodista de El Mundo Melchor Miralles, productor del filme, que en un reportaje de investigación en los años 80 conoció a Mikel Lejarza.

Junto a Noriega desfilan personajes como José Coronado, en el papel de jefe de los servicios secretos de la policía franquista, con una caracterización que poco tiene de secreta y que le confiere una fachada muy artificial. Mélanie Doutey (La flor del mal), es Amaia, una chica simple como el mecanismo de un chupete que utiliza el sexo para ir trepando en la organización. Silvia Abascal es la esposa de Lejarza, que sufre en silencio el abandono de su marido, con una interpretación modelo anuncio anti hemorroides.

Para un guión (del dramaturgo sevillano Onetti) cocinado durante siete años, el producto final ha resultado bastante soso. La relación entre el Lobo y su mujer queda suspendida de buenas a primeras y tampoco se explica el por qué del cambio de opinión de Ricardo (José Coronado) respecto a la desarticulación total de la banda terrorista, además de algunos interrogantes políticos que se plantean sobre la forma tan libre de actuar en una época donde la libertad brillaba por su ausencia.

El tema tenía interés pero la película, por sus escasos matices y el afán de entretener a toda costa, no logra acercarse a las motivaciones y los conflictos de unos personajes mal construidos, cosa que no ocurría en El viaje de Arián y Yoyes, anteriores películas españolas sobre asuntos similares. A Noriega le viene grande el personaje y al reparto le falta convicción (sí funcionan Patrick Bruel y Jorge Sanz como dirigentes etarras).


El lobo

España, 2004

Ficha Técnica

Fotografía: Nestor Calvo Montaje: Guillermo S. Maldonado Música: Francesc Gener Distribuidora: Filmax

Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete
Reseña
s
Profesora universitaria. Doctora en Ciencias de la Comunicación