Inicio Críticas películas El método Williams

El método Williams

Un acercamiento amable a la producción de tenistas de élite

El método Williams (2021)

El método Williams: Deporte de élite

· Crítica de El método Williams | Estreno 21 de enero de 2022.
· Venus y Serena Williams son productoras de la película. Es perfectamente comprensible que quieran hacer un retrato amable de su padre.

Biopic sobre Richard Williams, el padre de las célebres tenistas, que tiene en la actualidad 79 años. A mediados de los 80, Richard está convencido de que convertirá a dos de sus hijas de 4 y 5 años en las mejores del mundo. Para lograrlo tiene un plan que pasa por hacer de entrenador, manager y agente, mientras viven en un suburbio de Los Angeles, Compton, con un altísimo grado de delincuencia y criminalidad.

Venus y Serena Williams son productoras de la película. Es perfectamente comprensible que quieran hacer un retrato amable de su padre. Richard entrenó a sus hijas desde los cuatro años y las puso a competir desde esa edad, antes de confiarlas a entrenadores profesionales de enorme prestigio. El método de Williams es el que vienen practicando muchos padres que quieren que sus hijos sean tenistas de élite: entrenamiento en academia-residencia, profesores personales, dietista, psicólogos, fisios…


Richard Williams se ha casado tres veces y tiene algo así como una docena de hijos. Se divorció de Oracene Price, su segunda esposa, con la que se casó en 1980. Oracene tenía tres hijas de un matrimonio anterior. Con Richard tiene a Venus (1980) y Serena (1981). El guion del primerizo Zach Baylin pone el foco en el entrenador y padre por ese orden, interpretado por un Will Smith convincente y eficaz (sería una absoluta desmesura darle el Oscar por este papel, dicho sea de paso).

La película comienza como un telefilme de sobremesa con una dirección insegura y pachanguera de Reinaldo Marcus Green, pero poco a poco se va entonando aunque lograrlo le cueste nada menos que 2 horas y 42 minutos. El gran trabajo fotográfico de un peso pesado, el gran Robert Elswit (Oscar por Pozos de ambición en 2008) y un cuidado diseño de producción logran que el tenis que veamos tenga garra. La parte doméstica es, a ratos, un cuento de hadas. No hay quien se lo crea -especialmente la relación del matrimonio- porque se evitan las sombras y las jóvenes tenistas hacen poco más que jugar al tenis. Pero precisamente por eso y paradójicamente, el guion es hábil al mostrar esa burbuja, ese durísimo monacato deportivo. Ahí la película crece y se hace más profunda de lo que parece, hasta el punto de que resulta apreciable. Se apunta que Richard Williams no debe ser un tipo fácil, aunque todo queda hilvanado, para que quien quiera pueda profundizar. No tiene desperdicio el momento Arantxa Sánchez Vicario.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Robert Elswit
  • Montaje: Pamela Martin
  • Música: Kris Bowers
  • Duración: 142 min.
  • Público adecuado: +12 años
  • Distribuidora: Warner
  • EE.UU. (King Richard), 2021
  • Estreno: 21.1.2022
Suscríbete a la revista FilaSiete
Salir de la versión móvil