El otro lado de la esperanza: La hermosura de la bondad

Desde 1989, Aki Kaurismäki (Helsinki, 1957) vive casi todo el año en Portugal. El cineasta y su mujer tienen su casa en Viana do Castelo, un pequeño pueblo del Alto Miño, cerca de Oporto.

No deja Kaurismäki, en las películas y en las presentaciones y entrevistas, de gastar bro­mas sobre su Finlandia natal, a la que se acerca en verano, único momento del año don­de se puede ligar vitamina D. La última chanza fílmica hacia un país que ama, pero en el que no se siente capaz de vivir el largo invierno, la pone en boca de Khaled, el re­fugiado sirio que protagoniza El otro lado de la esperanza.

- Anuncio -

Khaled le dice a Mazdak, un iraquí con quien coincide y hace amistad en un centro de acogida donde viven personas de distintos países, que esperan que se les conceda el asilo: «Estoy enamorado de Finlandia. Pero si me dices cómo irme de aquí te lo agrade­ce­ré enormemente». Antes, el amigo iraquí le había dicho a Khaled que para lograr la residencia era fundamental mostrarse sonriente al hablar con los finlandeses, porque así le creerían contento y deseoso de vivir en Finlandia. Pero que no convenía ir riendo por la calle porque le tomarían por loco.

Una idea generadora

La broma, tan propia del humor escueto del lacónico Kaurismäki, manifiesta algo pro­fundo, esencial, un motto presente como idea generadora, como high concept de la obra entera de este brillante cineasta: mundos fríos donde hay corazones calientes. Ins­tituciones, estructuras deshumanizadas en las que se mueven personas capaces de amar, agentes de ternura en paisajes ásperos. Personas uniformadas, pautadas por el sis­tema, almas grises con una plaquita en la pechera que, inesperadamente, abren -al mo­do de un impromptu de lirismo infantil mahleriano en mitad de una solemne sinfonía- una puerta a la esperanza (en esa línea, hay una bellísima apertura de puerta en la película protagonizada por una mujer; descúbranla ustedes cuando la vean: se presa­gia en sus ojos la primera vez que la vemos).

Obviamente, el principio esencial del cine de Kaurismäki ya estaba en maestros como Chaplin, que él reconoce como inspiración suprema. Maestros que supieron aunar hu­mor, ac­ción y poesía para componer filmes que, como El otro lado de la esperanza, son tan difíciles de clasificar como fáciles de ver. Películas que te limpian el corazón y te de­jan la cabeza dando muchas vueltas: vueltas al enorme talento narrativo que encie­rran.

Con esta gran producción, el director y guionista finlandés ganó el premio a mejor di­rec­tor en la Berlinale. Se ha prodigado poco en el siglo XXI: 4 películas. Un reconoci­miento absolutamente lógico porque El otro lado de la esperanza está escrita, dirigida, fo­togra­fia­da, localizada, montada, musicada e interpretada con una maestría impresionante. Bas­ta contemplar el arranque de la película para quedar hechizado por el talento de un cineasta que abre (y cierra) con un bellísimo plano del puerto de Helsinki, otro de la descarga del carbón que trae un barco procedente del puerto polaco de Gdansk y otro del joven sirio que emerge de la bodega donde viajaba sepultado en el carbón.

Kaurismäki po­ne en marcha, con asombrosa destreza, un relato en el que, a los 10 minutos, ya se ha da­do el discurso del método con estrambote, sin darlo, sin cansar al espectador con pe­roratas, con humor y sencillez, con una verdad tan demoledora que hay que ir a Kea­ton, Bresson, Ozu o Tati para encontrarla con ese nivel de pureza.

Es significativo que sea Janus Film la distribuidora de la película de Kaurismäki en Es­tados Unidos. Fundada en 1956 en Harvard y estrechamente vinculada a Criterion, la pres­tigiosa y exquisita editora de DVD. Janus es la compañía que se hizo con los derechos de exhibición de obras de Eisenstein, Bergman, Fellini, Ozu, Kurosawa, Antonioni, Tru­ffaut. No es casual que la primera película distribuida por Janus fuese El séptimo sello.

[…]

Cine Pensado 2017El estudio crítico completo de esta película se encuentra en el libro Cine Pensado 2017, que puedes adquirir en este enlace:

Ficha Técnica

Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año
Reseña
s
Alberto Fijo
Profesor universitario de Narrativa Audiovisual, Historia del Cine y Apreciar la belleza. Escritor