El pastel de boda: Descafeinada comedia

En El pastel de boda, una joven pareja francesa de clase alta se dispone a celebrar una boda por todo lo alto en una finca campestre. A pesar de las pequeñas rencillas familiares, todo va sobre ruedas hasta que llega la ceremonia religiosa que el sacerdote interrumpe de manera extraña al reconocer a una vieja conocida entre los invitados.

El arranque de esta película (dirigida por Denys Granier-Deferre, un realizador muy curtido en la realización de televisión) es prometedor: típica película francesa costumbrista. El problema es que la cinta deja pronto ese tono para adentrarse en vericuetos melodramáticos muy cercanos al culebrón. A la película de Denys Granier-Deferre le falta gracia para ser comedia y pasión para ser drama. Tediosa, topiquera, inverosímil y, sobre todo, muy poco interesante.

Sinopsis

Bérengère y Vincent van a dar un paso muy importante en sus vidas: se van a casar respetando las tradiciones de las bodas burguesas y el buen gusto. Para que siga la costumbre, las familias y los amigos se encuentran en el campo en un bonito día de primavera. Una jornada trascendental e inolvidable para todos, en la que se revelan secretos familiares que no dejan indiferentes a ninguno de los asistentes.

Ficha Técnica

  • Francia (Pièce montée, 2010)
  • Aurélien Devaux
  • Sophie Cornu-Abela
  • Olivier Bernet
  • A Contracorriente
  • 90 minutos
  • Mayores de 18 años (Temática. Lenguaje crudo)
Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año