El pozo: Maldito móvil

Si tenemos en cuenta la dificultad que tiene el cine japonés para adentrarse en el mercado español -véase el caso de la última obra de Hayao Miyazaki-, es llamativa la velocidad fulgurante con que se estrenan los grandes blockbuster nipones de terror. A la espera de la versión norteamericana de Una llamada perdida -prevista para 2007- llega la segunda entrega japonesa bajo el nombre de El pozo. Si la primera tenía el atractivo de la dirección de Takashi Miike y poco más, la segunda parte aprovecha el extraño e incomprensible final del filme para urdir la secuela.

La melodía infantil suena de nuevo en un móvil y los asesinatos en cadena vuelven a arrancar gritos aterrados de los protagonistas aunque con algunas variantes: el caramelo encontrado en la boca de las víctimas desaparece y se sustituye por una sustancia procedente de una mina situada en un pueblecito de Taiwán.

- Anuncio -

La trama se desdobla en dos escenarios -Japón y Taiwán- y la línea de crímenes se subdivide con pistas falsas y certeras y efectistas escenas. El objetivo es descubrir si la responsable es Mimiko -causante de las desdichas de la primera parte- u otra niña maldita de cabello largo y negro, última imitación de la Sadako de The ring (1998) de Hideo Nakata. Evidentemente las premisas son ignoradas una y otra vez para llevar al espectador a la emoción deseada, renunciando a toda coherencia argumental y narrativa. Todas las pistas quedan expuestas de tal forma que el final se encamine hacia la consiguiente tercera parte, probablemente más absurda y críptica que la anterior.

La industria japonesa parece demasiado empeñada en repetir la fórmula inventada por Nakata y ha dejado de lado la innovación y la ruptura que supuso The ring en su momento. Mientras la receta siga surtiendo el efecto de taquilla podemos esperar cualquier cosa. ¿Qué será lo próximo, ordenadores virulentos o tostadoras asesinas?

Ficha Técnica

  • País: Japón (Chakushin Ari 2, 2005)
  • Fotografía: Tokusho Kikumura
  • Montaje: Soichi Ueno
  • Música: Koji Endo
  • Distribuidora: Notro
Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año