El último golpe: Mamet ligero y sagaz

El último golpe | Una de las primeras frases, si no la primera, que se oyen es ésta: El amor mueve al mundo… Y su réplica cínica: Sí, el amor al dinero.

El cínico es el protagonista (Gene Hackman), que efectivamente ama el dinero, sobre todo el ajeno: es ladrón a gran escala. La película comienza con un impecable robo a una joyería: toda una lección de estrategia y, con eso, también una lección en la filmación de unas imágenes breves, cortadas, tensas; y, sin duda, con un buen montaje.

El tema de El último golpe es simple: robar lo más y lo mejor posible, y vivir a lo cínico del botín. El argumento es, si se quiere, simple también…, pero al mismo tiempo el autor lo hace complejo, pues se trata de crear con él tensión, tensión en varias líneas. Se ve pues, con lo dicho, que es una película de acción. Una película muy entretenida y desintoxicante. Pero es que ahí está el famoso, competente y culto David Mamet (State & Main, El caso Winslow), que realiza un film muy bien construido y sagazmente dosificado en su desarrollo. Como autor de teatro, crea personajes: de ahí que encomiende la tarea de interpretación a buenos actores y, como en sus últimas películas, a su mujer, la Pidgeon, el papel de palomita; igualmente los diálogos tienen chispa. Y juega con el espectador dándonos dos o tres finales, es decir, engañándonos dos o tres veces, o más. Mamet parece un cínico, y hace obras cínicas, buenas pero cínicas.

Se trata de una película de acción, como se advierte por el título traducido. Una acción trepidante, sí, pero medida, como pueda medir Mamet (también autor teatral) las entradas y salidas de sus actores, como pueda decidir Almodóvar el color del mantel para el desayuno. Eso posibilita, como señalé antes, que los personajes adquieran personalidad, sean verdaderos caracteres no barridos o eliminados por la violencia. Por otro lado, ellos controlan y deciden los sucesos: los estrictamente criminales, como las relaciones de amor o de lealtad entre ellos. Estas relaciones personales es el otro elemento integrante de la película, elemento de interés y de suspense…: todo ser humano es a veces imprevisible, y en El último golpe más, contando para la elección con millones de dólares en el sí o en el no, contando con un hombre y una mujer atractivos en el sí o en el no…

En resumen, un divertimento en apariencia muy USA, pero mil veces mejor hecho que las típicas, taquilleras y auténticas películas usa.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Robert Elswit
  • Montaje: Barbara Tulliver
  • Música: Theodore Shapiro
  • País: EE.UU.
  • Año: 2003
  • Distribuidora: Manga
Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año