Inicio Críticas películas El último Vermeer

El último Vermeer

Una historia muy interesante contada con poco acierto por un director primerizo

El último vermeer (2019)

El último Vermeer: Estafadores sin fronteras

· Crítica de El último Vermeer | Estreno 27 de noviembre de 2021 en Movistar+.
· La película es interesante porque permite comprobar que un buen director de fotografía como Adefarasin y unos actores solventes como Guy Pierce, Claes Bang, Vicky Krieps y August Diehl no bastan.

Que el director y guionista de esta película es un novato salta a la vista y al oído, tras las casi dos horas de esta película que cuenta una historia real. Dan Friendkin es el nombre de este norteamericano con mucho dinero, dueño de Imperative y de Neon, dos productoras y distribuidoras poderosas, propietario de la Roma, el equipo de futbol que fichó a Mourinho.

Multimillonario de 55 años, Friendkin tiene en su despacho una de las dos versiones del cuadro Cristo con la mujer adúltera atribuido a Vermeer, y del que solo se conocían descripciones. Esos cuadros los había pintado el holandés Han Van Meegeren, que vendió uno de ellos al nazi Göering por el equivalente a 8 millones de euros. Jonathan Lopez lo contó en un libro y tres guionistas lo han adaptado para Friendkin. Esos guionistas no son muy prolíficos pero habían firmado en comandita las adaptaciones de una novela de P.D. James (gran película, Hijos de los hombres, de Cuarón) y del libro de Ambrose (gran miniserie, Hermanos de sangre, de Spielberg y Hanks).

La película cuenta una historia apasionante, pero la cuenta mal: dramáticamente hablando es como un pollo sin cabeza. Va dando tumbos para picotear (sin cabeza es difícil, lo sé) en demasiados asuntos apasionantes: nazis dedicados a la rapiña, falsificadores de arte, depuración tras una guerra, familias divididas, justicia y odio, vuelta a la paz, oficial holandés judío que persigue a colaboracionista que se lucraron a costa de los nazis… Y cuando los aborda lo hace de una manera superficial y falta de intensidad.

Los personajes no están bien construidos y resultan distantes, difusos, librescos, artificiales y envarados. La película es interesante porque permite comprobar que un buen director de fotografía como Adefarasin y unos actores solventes como Guy Pierce, Claes Bang, Vicky Krieps y August Diehl no bastan.

Con un reparto de relumbrón y una producción a lo grande, George Clooney hizo una película lastimosa titulada The Monuments Men (2014), que empezaba con un impresionante hallazgo en una mina austriaca de sal. Allí, en ese tren, estaba el supuesto Vermeer que aparece en la cinta de Friendkin.

El último Vermeer se estrenó el 20 de noviembre de 2020 en Estados Unidos. No llegó a los 700.000 dólares. En España se estrena directamente en plataforma.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Remi Adefarasin
  • Montaje: Victoria Boydell
  • Música: Johan Söderqvist
  • Duración: 117 min.
  • Público adecuado: +16 años
  • Distribuidora: Movistar+
  • EE.UU. (The Last Vermeer), 2019
  • Estreno: 27.11.2021
Suscríbete a la revista FilaSiete
Salir de la versión móvil