El viento: Se deja ver

El viento | Al morir la hija con la que convivía, un anciano y taciturno ovejero de la Patagonia viaja a Buenos Aires para reencontrarse con su nieta, una médico que no le aprecia porque cree que no trató bien a su madre.

Pequeña película tristona con una historia que no entusiasma pero que logra interesar. Bien realizada por el director argentino de 65 años Eduardo Minogna (Cleopatra, La fuga, El faro del sur) y con una buena pareja de actores (Luppi y Antonella Costa, la romana de 25 años a quién vimos hace poco en Diarios de Motocicleta y antes en Garage Olimpo), la cinta adolece de un guión con poca capacidad de sugerencia que explota al máximo la tensión entre abuelo y nieta, una tensión que no se logra justificar y resulta bastante artificial, en buena parte porque los personajes tienen poca profundidad. Un oscuro secreto actúa de macguffin, es decir, de excusa que crea tensión.

El español José Antonio Félez (El Bola, Noviembre, Astronautas) es nuevamente productor ejecutivo de Mignogna, con quien ya trabajó en El faro del Sur (1998) y La fuga (2001). El dueño de Tesela tiene pendiente de estreno 7 vírgenes, del sevillano Alberto Rodríguez, y Elsa & Fred de Marcos Carnevale.


Ficha Técnica

  • País: Argentina, España, 2005
  • Fotografía: Marcelo Camorino
  • Montaje: Marcela Sáenz
  • Música: Juan Ponce de León
  • Distribuidora: Alta Films
Reseña Panorama
s
Alberto Fijo
Profesor universitario de Narrativa Audiovisual, Historia del Cine y Apreciar la belleza. Escritor