El vuelo del globo rojo: Refrescante divagación

Ganadora del Premio Fripresci en la Seminci 2007, El vuelo del globo rojo se estrena en salas comerciales con un retraso lamentable que, desgraciadamente, viene siendo habitual en la distribución de películas asiáticas en nuestro país. La última película del cineasta Hou Hsiao Hsien viene marcada por las pautas que ha ido diseminando a lo largo de su filmografía y refrescada por el descubrimiento de una ciudad siempre fascinante como es París.

Director capital del cine taiwanés contemporáneo, Hsiao Hsien vuelve a la narración de un relato cotidiano que supone a la par un homenaje cinematográfico y un encargo. El vuelo del globo rojo es, por una parte, un tributo a la película de Albert Lamorisse Le ballon rouge -ganadora de la Palma de Oro en el Festival de Cannes en 1956-, pero también proviene de una iniciativa promovida por los productores y por el presidente del parisino Museo de Orsay, Serge Lemoine, con motivo del vigésimo aniversario del museo francés; de este modo nace la décimoctava obra del director.

- Anuncio -

Sin poseer la belleza plástica de Tiempos de amor, juventud y libertad (2005) ni la fuerza arrolladora de A City of Sadness (1989), El vuelo del globo rojo es una obra más modesta pero, no por ello, provista de menos encanto que otras obras del director. A través de una línea argumental mínima, Hsiao Hsien construye un relato desestructurado, aunque a priori pueda parecer cronológico. Al igual que el vuelo al que hace referencia el título del largometraje, el cineasta nos toma de la mano y nos lleva a la deriva por las calles de París y por el caótico universo de Suzanne y Simon.

Una espléndida Juliette Binoche interpreta a una estudiosa del teatro oriental de títeres que se gana la vida poniéndole voz a dichas marionetas (tema ya tratado en su magistral The Puppetmaster). Mientras se ve acuciada por la falta de tiempo, por sus carencias sentimentales y los problemas propios de la vida diaria, conoce a una joven taiwanesa estudiante de cine llamada Song Fang, quien hará de traductora emocional de la frágil estructura familiar de Suzanne. Desde el punto de vista de una extranjera, como es el caso de Hou Hsiao Hsien, se construye una ficción dentro de la ficción -encarnada por el susodicho globo rojo- y se da forma al errático presente a través de unos curiosos saltos temporales.

Las ideas y venidas de los trenes -tema recurrente de la filmografía del cineasta-, el vuelo azaroso del globo por la ciudad y la exquisita partitura de piano que recorre toda la narración, nos ayudan a transitar una historia inacabada -sin principio ni fin- en la que las emociones, los silencios y los símbolos lo son todo. El vuelo del globo rojo no destaca evidentemente por su ágil narrativa sino que se sustenta en el reposo, en lo sugerido y en lo que nunca se llega a decir. Relato pequeño con tempo pausado, la última película del taiwanés Hou Hsiao Hsien nos muestra una forma diferente y fresca de hacer cine.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Yorick Lesaux, Lee Ping Bing
  • Montaje: Jean-Christophe Hym, Liao Ching Sung
  • Música: Camille
  • Duración: 113 min.
  • Público adecuado: +16 años
  • Distribuidora: Notro
  • Francia (Le voyage du ballon rouge), 2007
  • Estreno: 17.4.2009
Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año