Eleni: Odisea hacia la desolación

Lágrimas de desolación entre gritos desgarradores son las que se le escapan a Eleni en el último plano de la película. Auténtica lección de cine y de historia la que nos ofrece el griego Angelopoulos (Atenas, 1935), en la primera parte de una trilogía sobre la Grecia del siglo pasado, construida sobre el desencanto vital y recogida entre atmósferas de neblina y aguas gélidas.

El paisaje desnudo e inhóspito, una puesta en escena esteticista, y el uso magistral del plano secuencia, convierten esta epopeya en un fresco impresionante del periodo de entreguerras, tomando pie del drama vivido por una pareja de enamorados obligada a vagar por una tierra ingrata.

- Anuncio -

A modo de prólogo, asistimos a la llegada a Salónica de un grupo de griegos, cuando en 1921 los bolcheviques han invadido Odessa. Entre ellos están los niños Alexis y Eleni, huérfana adoptada por los padres del primero.

La mirada de Angelopoulos (La eternidad y un día) es la de un poeta y la de un artista, pero también la de un hombre sabio que contempla cómo el odio, las rencillas y los intereses personales agostan el futuro de la juventud y oscurecen la blancura del amor.

La composición equilibrada y cuidada de cada uno de sus planos, con la dificultad que implica el movimiento de cámara al generar los largos planos secuencia; la fotografía de fuertes contrastes, a los que da un contenido existencial, y con un paisaje desnudo que habla de la soledad y tristeza de sus personajes; el profundo sentido metafórico de sus imágenes visuales, con unas sábanas blancas manchadas de sangre o un río que se desborda y lo destruye todo; la música popular griega, con preciosos acordes de guitarra, violín o acordeón, que otorga un fuerte carácter costumbrista e intimista a la historia.

Todo ello y un ritmo contemplativo, reposado e interiorizado, hacen que estemos ante una obra maestra, una elegía de la condición humana, una creación de fuerte raigambre en la cultura griega clásica, un canto a los anhelos y decepciones que el amor sufre.

Cine de primera categoría, que apreciarán más aquellos que conozcan la historia y la literatura griega y universal, y quienes sepan ver un cine histórico-social creado a partir de ambientes y mentalidades capturados por una cámara de estilo personal.

Eleni, de Theo Angelopoulos (2004)
Eleni, de Theo Angelopoulos (2004)

Ficha Técnica

  • País: Grecia (Trilogia I: To Livadi pou dakryzei (Eleni), 2004)
  • Fotografía: Andreas Sinanos
  • Montaje: G. Triantafillou
  • Música: Eleni Karaindrou
  • Distribuidora: Alta
Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año
Reseña
s
Julio Rodríguez Chico
Historiador. Crítico de cine. Autor de los libros "Azul, blanco, rojo: Kieslowski en busca de la libertad y el amor" y "Guía fácil para entender el cine".