Elsa y Fred: Demasiado «dolce»

Elsa y Fred | El gran sueño de Marcos Carnevale era realizar este filme. Llevaba varios años queriendo rodar en la Fontana de Trevi un remake de una escena de La dolce vita, de Federico Fellini.

Por fin, lo ha hecho realidad. Y de sueños va su tercer largo: es la historia de una mujer de 82 años que nunca dejó de soñar, y la de un hombre de 80 años, al que ella enseñó a soñar. Sus vidas se cruzan, se conocen… y surge el flechazo a los 80.

- Anuncio -

Más allá de las intenciones y los sueños de Carnevale, el resultado final es una película muy justita, que en nada se acerca a la de Fellini. El guión no da para mucho y el final se alarga innecesariamente. La idea que sostiene es atractiva: uno puede ser mayor pero joven de espíritu. Y es verdad. Pero al desarrollo le sobra sensiblería y le falta hondura.

No es convincente la trama secundaria de los problemas de Fred con su hija Cuca (a la que interpreta una Blanca Portillo que sólo chilla y sobreactúa). Los dos protagonistas son dos veteranos actores de reparto, el español Manuel Alexandre (185 películas y series de TV en su haber, Goya Honorífico 2003) y la uruguaya China Zorrilla, a los que da gusto ver trabajar a sus 88 y 83 años. Omar Muñoz (El bola), con sólo 9 años, promete.

A la historia acompaña una conseguida banda sonora y, como siempre que se cuenta con Nacho Ruiz Capillas, un buen trabajo de montaje.

Ficha Técnica

  • País: España/Argentina (Elsa & Fred, 2005)
  • Fotografía: Juan Carlos Gómez
  • Montaje: Nacho Ruiz Capillas
  • Música: Lito Vitale
  • Distribuidora: Alta Films
Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año
Reseña
s
Avatar
Profesora universitaria de Cine Español y Estética Musical. Directora Grado Comunicación en Centro Universitario Villanueva