En el camino: Heridas abiertas

Na putu -título original del filme que nos ocupa- significa literalmente «en el camino». La expresión bosnia conlleva una doble referencia relativa, por un lado, a la meta espiritual que una persona se marca a lo largo de su trayectoria y, por otro, al estado de buena esperanza de una mujer.

A través de esta doble significación, En el camino explora la vida de una pareja afincada en Sarajevo, que verá afectada su relación por el pasado, el vacío y la divergencia de opiniones. Luna y Amar serán testigos de cómo su vida en común se va agrietando a medida que él descubre una ruta para salir de su círculo de alcoholismo y autodestrucción en una vía que coarta, sin embargo, todo el estilo de vida de Luna.

- Anuncio -

Esta reflexión sobre las contradicciones de la vida actual en Bosnia-Herzegovina, supone la segunda incursión cinematográfica de Jasmila Žbanic en el largometraje. Tras el éxito de crítica de Grbavica, el secreto de Esma -ganadora del Oso de Oro en el Festival Internacional de Cine de Berlín-, la directora emprende la ambiciosa tarea de abordar a un tiempo cuestiones como los problemas de pareja, la maternidad, las heridas abiertas por la confrontación bélica o el radicalismo religioso.

La magnética mirada de la actriz croata Zrinka Cvitešić se convertirá en el hilo conductor de la historia, puesto que observaremos a través de sus ojos la paulatina transformación de su entorno. Patente en el sugerente arranque del filme -la actriz aparece ante la cámara contemplando su propio cuerpo por medio del objetivo de un teléfono móvil-, esta idea es, sin embargo, desechada posteriormente dando paso a una serie de impresiones estereotipadas que revierten negativamente en la historia. El hecho de que Žbanic opte por mostrar los extremos de dos posicionamientos ideológicos sobre la religión -en este caso la musulmana- parece más achacable a una denuncia sobre el radicalismo que a la intención ulterior de la directora de mostrar cómo dos personas pueden tomar diferentes caminos para afrontar el dolor. De este modo, parece un tanto naif mostrar a Luna como una mujer que reivindica su libertad a base de visitar discotecas y de beber alcohol, mientras que Amar decide convertirse al salafismo -movimiento asociado por los medios al fundamentalismo de Al-Qaeda.

En este sentido, el ambicioso proyecto de Žbanic se le escapa de las manos al intentar abarcar demasiados frentes. Ante la inevitable atención que debe prestarle a la trama religiosa -de forma un tanto ambigua-, se descuidan otros asuntos apuntados en el discurso como el inevitable abismo existente en el país por la reciente contienda, y se perfilan como accesorios otros como el relativo al anhelo de ser madre de la protagonista.

Desigual y atractivo, En el camino muestra aciertos en sus planteamientos y desviaciones en sus ejecuciones. Bella por momentos, excesivamente pausada en algunos tramos, el filme sigue apuntando el potencial de la cineasta Jasmila Žbanic a pesar de ciertas divagaciones.

▲ La actriz Zrinka Cvitešić.

▼ La trama del embarazo.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Christine A. Maier
  • Montaje: Nikki Mossböck
  • Música: Brano Jakubović
  • Duración: 100 min.
  • Público adecuado: +16 años
  • Distribuidora: Golem
  • Bosnia-Herzegovina, Austria, Alemania, Croacia (Na Putu), 2010
  • Estreno: 12.11.2010
Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete