En solitario: Vuelta al mundo

Una película de aventura náutica que quizás quiere demasiadas cosas a la vez 

Yann, cincuenta años, que hasta ese momento ha­bía sido el experimentado tripulante de un joven y aguerrido regatista, ve cómo su sueño se hace rea­lidad de forma inesperada. Participará como patrón en la Vendée Globe: la vuelta al mundo a vela en solitario y sin escalas. Después de varios días de com­petición, a la altura de las Canarias algo cambiará su participación en la carrera y su actitud an­te la vida.

Es el tema de la cinta de Christophe Offenstein, un experimentado director de fotografía francés de pe­lícula de buen nivel y géneros variados como ¿Y aho­ra adónde vamos?, No se lo digas a nadie y Pequeñas mentiras sin importancia, que se estrena co­mo director con un filme que ha hecho 4 millones de euros en Francia, país coproductor, ya que los es­pañoles Adolfo Blanco, dueño de la distribuidora A Contracorriente, y su partner habitual, Manuel Mon­zón, son productores ejecutivos.

En solitario es una película hábil, tiene eso que lla­mamos valores de producción: una historia de superación, amistad, buenos sentimientos, competición, la belleza de la navegación, el peligro de la mar amenazante… El guión de Jean Cottin y el pro­pio Offenstein, basado en una idea de Fréderic Petit Jean, tiene suficientes elementos para que la cin­ta se siga con interés, pero es evidente que al di­rector le falta pulso, a la película le falta viento en algunos tramos, quizás porque esperas que en una vuelta al mundo ocurran más cosas.

El buen trabajo de François Cluzet, Samy Seghir y Virginie Efira contribuye a los buenos momentos en una cinta emotiva que casi nunca apasiona pero ca­si siempre gusta.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Guillaume Schiffman
  • Montaje: Véronique Lange
  • Música: Víctor Ryes, Patrice Renson
  • Duración: 96 m.
  • Distribuidora: A Contracorriente
  • Público adecuado: +12 años
  • Estreno en España: 1.1.2014

Francia, España (En solitaire), 2013.

Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete