En un lugar de África: Al tío Oscar le gusta África

En un lugar de África | Película basada en la novela autobiográfica del mismo título de Stefanie Zweig (publicada en la editorial Maeva). Decir que está basada en una novela no es sólo un dato, sino una orientación que indica la naturaleza de la misma película: una larga narración fílmica, centrada en una familia judía alemana que, antes de que se inicie la persecución nazi, escapa a Kenia.

Tiene toda su fuerza la película en esa misma narración, en la peripecia argumental: el marido marcha primero a África y, una vez conseguido un trabajo como granjero -él es abogado-, llama a su mujer y a su hija, de poco más de cinco años. Llega a formar parte de la familia el cocinero negro que contratan. Ese estrecho ámbito familiar y su vida es el jugo de la película.

El paisaje inicial de Kenia es duro y casi inhóspito; al matrimonio le resulta muy dificultosa la adaptación al país, su lengua, costumbres, clima, trabajo…, sobre todo a la mujer. El único europeo con quien pueden mantener relación es el médico alemán de la zona. En cambio la niña se adapta de una manera plena al nuevo país. De hecho, en la que podría llamarse primera parte, la niña lleva el protagonismo de la narración…, tras un truco fílmico en el que la niña es sustituida por otra actriz adolescente, la narración parece compartirse entre ella y, más principalmente, con el marido y la mujer. No es tanto un claro cambio de perspectiva, sino un reparto en la narración: el matrimonio atraviesa un largo periodo de crisis de comprensión y afectiva. A este respecto, hay unas leves escenas de infidelidad, y unas innecesarias secuencias de intimidad de alcoba.

Una serie de hechos animan la acción, y no sólo eso, sino que en todo momento resulta plenamente interesante. Los hechos, el inicio de la guerra mundial, cuyas consecuencias llegan hasta ese lugar remoto: la preocupación por las familias que dejaron en Alemania, las fuerzas de Gran Bretaña establecidas en Nairobi obligan a las familias alemanas y extranjeras a que se trasladen a una zona de refugiados, la participación en la guerra, la reanudación del trabajo en una nueva granja…, aquí Kenia muestra sus bellísimos y grandiosos paisajes.

Sin duda, los actores protagonistas colaboran muy eficazmente a la veracidad de la historia, como lo es. Pero el sexto largometraje, filmado y narrado con mano segura por Caroline Link (una alemana de 40 años nacida cerca de Heidelberg), es eso -como señalé antes-: una narración fílmica, muy bien dosificada, muy bien montada, con una composición acertada de los personajes y sus mundos interior y exterior, y un exterior fascinante. Ganadora del Oscar en lengua no inglesa, puede ser un gran éxito de público.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Gernot Roll
  • Montaje: Patricia Rommel
  • Música: Niki Reiser
  • País: Alemania
  • Año: 2003
  • Distribuidora: Indisa
Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete
Reseña
s
Crítico de cine, poeta, escritor y traductor