En un patio de París: Costumbrismo trasnochado

En un patio de París | Una película fallida, sin chicha, sin gracia, sin carisma. Pierre Salvadori sigue sin acertar, aunque lo intenta.

A un músico hastiado de la vida con 40 años, un zombie de mirada perdida, le contratan como portero en una comunidad de vecinos de un barrio de clase media parisino. Allí hay una vecina que está un poco ida.

Cuando uno filma un guión escaso, cogido con alfileres, es imposible que el resultado sea bueno. A Salvadori (Un engaño de lujo, Una dulce mentira) le salen siempre (hasta el momento) películas de medio pelo. Falla el tempo, los personajes no están bien desarrollados, hay problemas evidentes de estructura. Y ese costumbrismo kafkiano modernete no funciona, entre otras cosas porque la historia deambula como un pollo sin cabeza.

A Catherine Deneuve sigue dando pena mirarla. Es tremendo lo que ocurre cuando una mujer bellísima deja que la química y la cirugía conviertan su rostro en un enigma.

Por aquello de la comunidad de vecinos y los inadaptados, me vienen a la cabeza tres maravillas de un genio llamado Jacques TatiLas vacaciones de Monsieur Hulot, Mi tío y Playtime. Eso es hacer comedia usando una mixtura prodigiosa de costumbrismo y modernidad.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Gilles Henry
  • Música: Grégoire Hetzel 
  • Duración: 97 min
  • Distribuidora: Golem 
  • Público adecuado: +16 años
  • Estreno en España: 22.8.2014
 Dans la cour. Francia, 2014
Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete
Reseña
s
Profesor universitario de Narrativa Audiovisual, Historia del Cine y Apreciar la belleza. Escritor