Entre vivir y soñar: Lo que pudo ser

Ya se sabe que idealizar el pasado nunca ha sido bueno, porque se tiende a exaltar lo mejor y obviar lo peor. De este modo Ana (Carmen Maura), una profesora de cocina con un matrimonio que hace aguas y con una hija adolescente muy libertina, aprovecha un viaje a París para reencontrarse con una vieja amiga y con un amor de verano que no ha conseguido olvidar, a pesar de los treinta años que han pasado.

A modo de mantra, Ana se repite cada día «me enamoré de un roquero, me casé con un agente de viajes y vivo con un desconocido», lo cual sonaría bien si no se tratara del mismo hombre. Pierre, aquel francés al que conoció hace treinta años, fue su primer amor y el que le dio a probar la vichyssoise.

Entre vivir y soñar es una comedia no muy novedosa que gira sobre el eje de los ideales que se almacenan en la cabeza y que esperan la oportunidad para salir y romper con la rutina. Maura, en otro de sus papeles cómicos de siempre, fantasea con lo que podría haber sido y no fue. Albacete y Menkes no aportan nada nuevo.


Entre vivir y soñar

España, 2004

Ficha Técnica

Fotografía: David Carretero Música: Juan Bardem Distribuidora: Aurum

Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete