Eres mi héroe: Vuelta a los setenta

1976. El joven Ramón (Manuel Lozano) llega a Sevilla en compañía de sus padres. Además de enfrentarse a la adolescencia sufrirá para integrarse en el nuevo ambiente. El segundo film de Antonio Cuadri (La gran vida) se mueve entre la típica historia de iniciación juvenil y el ejercicio de nostalgia tipo Cuéntame, pero sin las limitaciones del medio televisivo -se aparca el tono familiar para tomarse más libertades en cuestiones de política y sexo-.

Eres mi héroe arranca a ritmo de Mocedades, con agilidad y alguna apuesta arriesgada pero simpática, como el amigo imaginario de Ramón, un indio -con plumas y todo- que encarna Antonio Dechent. Sin embargo, el conjunto no cuaja: la historia, muy trillada, está poblada por personajes arquetípicos y lugares comunes, visitados con más elegancia en Los cuatrocientos golpes o Adiós, muchachos. Con todo, la cinta llega al aprobado gracias a su impecable factura técnica, al inteligente uso de los efectos digitales (Álex G. Orton, quien ha trabajado en Titanic y Minority report, recrea la Sevilla de los setenta) y al trabajo del reparto: Manuel Lozano constata que la pubertad no ha robado su talento; brillan también DechentCantó y Valdivieso.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Álex Catalán
  • Montaje: Mercedes Cantero
  • Música: Carita Boronska
  • País: España
  • Año: 2003
  • Distribuidora: Yedra Films
Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año
Reseña
s